Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Este vídeo, grabado en el municipio vizcaíno de Plentzia, muestra las malas prácticas de los operarios de limpieza, que al utilizar los «sopladores» para amontonar los residuos, no parecen poder evitar que algunas bolsas de plástico «vuelen» a la ría, que por cierto desemboca en el mar en esa misma localidad. La empresa concesionaria del servicio ya ha pedido disculpas por lo sucedido y ha asegurado que se trató de un hecho puntual, y que los propios trabajadores corrigieron su actitud al darse cuenta de lo que estaba ocurriendo. El propio Ayuntamiento de Plentzia dio por buenas las explicaciones de la empresa, que también se ha comprometido a que no vuelva a ocurrir un hecho similar.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *