Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Investigadores españoles han desarrollado el primer envase biodegradable para productos cosméticos. Este “biotubo” está elaborado a partir de materias procedentes de fuentes renovables –concretamente, almidones de maíz, remolacha y azúcares–, por lo que podrá ser tratado en plantas de compostaje.

Los productos cosméticos podrán envasarse en tubos biodegradables
El biotubo contendrá cosméticos naturales

El biotubo es obra del trabajo conjunto entre los centros tecnológicos Ainia y Aimplas y las empresas Germaine de Capuccini, Ferro y Petroplast. A través de procesos fermentativos y el uso de microorganismos, los investigadores han obtenido distintos materiales biodegradables con diversas propiedades que posteriormente se han mezclado para formar el nuevo envase.

Tras dos años de investigación, los participantes del proyecto esperan que el biotubo obtenido se convierta en materia orgánica en menos de seis meses. El proceso de biodegradación se inicia en contacto con microorganismos en condiciones de compostaje, que encuentran en estos materiales fuente de carbono para vivir.

De esta manera se plantea una nueva alternativa a la gestión medioambiental de los residuos de envases cosméticos, actualmente basada en el reciclado material o la valorización energética.

Uno de los grandes retos superados con este trabajo consistía en desarrollar un envase biodegradable que fuera capaz de perdurar durante el largo ciclo de vida de los productos cosméticos, estimado en tres años.

A su vez, era necesario mantener las propiedades de las cremas cosméticas, para lo que se han incorporado funciones que permiten preservar el aroma y proteger el producto de la humedad, evitando la pérdida de peso. Y al igual que los envases de cremas convencionales, el biotubo es totalmente flexible.

Cosméticos naturales

El nuevo envase contendrá una selección de cosméticos naturales compatibles con el bioplástico logrado. Para ello, se han analizado productos basados en principios activos de vitamina C: un filtro de protección solar y una crema facial multiprotección elaborada a partir de té blanco ecológico que la empresa Germain de Capuccini sacará al mercado en el segundo semestre de este año.

Para su creación, se han determinado los requerimientos de los cosméticos respecto a su material de envase, analizando por combinación de tipos de materiales biodegradables aquellos más compatibles con los requisitos del producto.

Posteriormente, se han llevado a cabo pruebas para validar las propiedades del material, la tecnología de fabricación y el comportamiento del envase en contacto con las cremas a través de estudios acelerados en condiciones de temperatura y humedad extremas.

Este proyecto supone, en definitiva, dos grandes avances, ya que a la capacidad de biodegradación del tubo, que elimina su impacto ambiental una vez convertido en residuo, se le suma que por primera vez se ha logrado la compatibilidad total entre este tipo de envases y los productos cosméticos que contienen.

2 Responses to “Los envases biodegradables llegan a la cosmética”

  1. Lia, Responder

    Quisiera saber si estos envases ya están a la venta y en ese caso, qué empresas los están produciendo.
    Gracias!

  2. botes de cristal para perfumes, Responder

    Son cosas que van a ayudar mucho en el futuro, supongamos que una pareja se puede comprar 2 o 3 al año como poco y multipliquemos por casi 3.000.000.000 de personas…

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *