Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Luis Palomino, secretario general de ASEGRE

Luis Palomino.

Secretario general de la Asociación de Empresas
Gestoras de Residuos y Recursos Especiales (ASEGRE).

 

Como todas las industrias que orbitan en torno a las cuestiones medioambientales, el sector de los residuos industriales se enfrenta a una serie de desafíos que supondrán una prueba de fuego para su recuperación. La dura crisis económica ha supuesto una pérdida de relevancia de las cuestiones ambientales que está conllevando una preocupante relajación en el cumplimiento de la normativa vigente en materia de residuos, lo que está produciendo una proliferación de malas prácticas que desde ASEGRE ponemos continuamente en conocimiento de las diferentes Administraciones.

Ante la falta de recursos para la inspección y el control, estamos encontrando residuos que eran considerados peligrosos que dejan de tener esta consideración y también residuos industriales que se tratan sin autorización. Incluso se está desarrollando un sector paralelo ilegal que gestiona los residuos fuera de cualquier norma y control, poniendo en riesgo el entorno y la salud pública. Se está llegando al extremo de encontrarnos con suplantaciones de identidad para recoger en los talleres aceites usados de vehículos, una media de tres robos semanales en los puntos limpios y mezclas de residuos industriales con inertes para diluir sus características de peligrosidad, o incorporación de forma incontrolada de residuos al suelo. Por prácticas como estas, nuestra asociación decidió crear un portal sobre malas prácticas en el que llamamos la atención sobre los casos más importantes.

Todo lo descrito anteriormente es una muestra de por qué este sector cae con más fuerza que la producción industrial. Desde 2008 el descenso del conjunto de la actividad es del 40%, con pérdidas anuales que superan los 220 millones de euros. Sólo en 2012 la caída del sector ha sido de casi el 7%. Las mayores pérdidas se registran en la descontaminación de suelos, con un descenso del 71% en los últimos cuatro años. Este escenario ha hecho que se pierda el 50% del empleo directo y que exista un excedente de capacidad superior al 100%, lo que va en la dirección contraria a las recomendaciones de la Unión Europea, que apuesta por este sector como una fuente de empleo si se cumple con rigor la normativa medioambiental vigente.

Además se añaden otros problemas relacionados con la disparidad legislativa que existe en España. La falta de una política común en materia de residuos para todo el país provoca una diferenciación en los estándares medioambientales exigibles. El reto sería conseguir que la legislación de residuos se aplique de forma homogénea, tanto para evitar que la disparidad legislativa y administrativa entre Comunidades Autónomas deje de ser un desincentivo para la inversión extranjera en el sector industrial, como para que las empresas puedan beneficiarse de las economías de escala y aumente la competitividad.

Afortunadamente, las instituciones europeas hace tiempo que reconocen el potencial que tiene la gestión de los residuos y vigilan la adecuada aplicación de la legislación ambiental, en concreto presionan a los Estados miembro revisando el cumplimiento de los objetivos fijados por las directivas. En esta línea, el pasado mes de julio la Comisión Europea propuso controles más estrictos por parte de los Estados miembro a los traslados de residuos a terceros países, con el objetivo de reducir los traslados ilegales. Según declaraciones recientes del Comisario Potocnik, alrededor del 25% de los residuos enviados por países de la UE a estados africanos y asiáticos podrían contravenir regulaciones internacionales. Esto es debido a la falta de inspecciones o a que no son las adecuadas en todos los países europeos.

Esta propuesta de la Comisión Europea está enmarcada dentro de una revisión general de la legislación de residuos. El objetivo es actualizar la legislación obsoleta, como es el caso de la relativa a lodos de aguas residuales, PCB/PCT, residuos de envases y vehículos al final de su vida útil. La medida persigue también el objetivo de recuperar la eficiencia de los recursos, crear empleo y fomentar oportunidades de negocio en estos sectores.

Tras el período estival, la Comisión Europea también ha iniciado la revisión del documento Bref de tratamiento de residuos. Las novedades en esta revisión son el establecimiento de unos valores límite de emisión que serán de obligado cumplimiento en toda la UE. Además, se amplía el alcance de acuerdo con la modificación de la Ley IPPC, incluyendo otros tipos de instalaciones como centros de transferencia de residuos peligrosos y algunos tratamientos de residuos metálicos. Todo esto supone que este Bref será la referencia que emplearán las Administraciones Públicas en la concesión de las autorizaciones a los gestores de residuos. Para ello relacionará las mejores técnicas disponibles para cada tipo de tratamiento y los indicados valores límite de emisión.

Los gestores de residuos deseamos continuar garantizando la calidad ambiental en el tratamiento de los residuos. Por eso esperamos que en el establecimiento de esos valores límite de emisión se tenga en consideración la delicada situación del sector, sobre todo si se analiza la competencia desleal que ha surgido en los últimos tiempos. Ésta se produce con operaciones, en algunos casos fuera de las instalaciones, que no cumplen los requisitos básicos de una gestión rigurosa, que incluye el cumplimiento de la jerarquía bajo la garantía de trazabilidad y el tratamiento en condiciones de seguridad para la salud de las personas y el medio ambiente.

En ASEGRE consideramos que la mejora en la gestión de los residuos puede abrir nuevos mercados y crear puestos de trabajo, así como fomentar una menor dependencia de las importaciones de materias primas a la vez que se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, es esencial que España alinee sus políticas de medio ambiente con las de la UE, y se favorezca una aplicación estricta y homogénea de la legislación de residuos. Sería el primer paso para reindustrializar el país a través del medio ambiente, preservando la salud pública y nuestro entorno.

Más información en www.asegreblog.com
Twitter: @asegre01

One Response to “La irresponsabilidad ambiental amenaza el sector de los residuos peligrosos”

  1. La inversión de la industria en gestión de residuos se desploma - Residuos Profesional, Responder

    […] no coge de sorpresa al sector de la gestión de residuos industriales, que ya llevaba tiempo alertando de una caída en su actividad, por encima incluso de la de la actividad industrial en […]

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *