Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Asegura que ambas técnicas son complementarias ya que se aplican a diferentes tipos de plásticos y los productos obtenidos tras el proceso son también distintos.

El reciclaje químico es complementario con el mecánico

ChemRecEurope, entidad que aglutina al sevtor del reciclaje químico en Europa, ha mostrado su satisfacción por la valoración de la organización ecologista Zero Waste Europe (ZWE) sobre el potencial del reciclaje químico para complementar el reciclaje mecánico y superar sus limitaciones, tanto en los residuos plásticos tratados como en la calidad del producto obtenido. Igualmente, celebra el reconocimiento por parte ZWE de que el proceso de «plástico a plástico» (P2P) cuenta como «reciclaje» según la definición de la UE de «reciclaje».

Aunque ChemRecEurope está de acuerdo en que el impacto medioambiental desempeña un papel importante, lamenta sin embargo que se proponga establecer diferentes grados de jerarquía entre el reciclado mecánico y el químico, «dado que se trata de la misma manera de un proceso de reciclado que no compite, sino que se centra en diferentes plásticos (más fáciles de reciclar frente a más difíciles de reciclar) y en la creación de una producción diferente», explica la organización en un comunicado. Por lo tanto, reclama que no haya diferenciación entre los dos métodos de reciclado.

Por otro lado, la entidad reconoce que «cierta competitividad es clave para la innovación y el crecimiento tecnológico. La construcción de barreras y la promoción de prácticas anticompetitivas no contribuirían necesariamente a la maduración del reciclado químico ni a la mejora de los actuales procesos de reciclado mecánico».

Por ello, ChemRecEurope ha pedido a los responsables políticos, a la cadena de valor y a las ONG que se pongan de acuerdo sobre una definición para el reciclado químico «a fin de eliminar más confusiones».

Plástico como combustible

Si bien esta organización entiende y apoya el objetivo de ZWE de dar prioridad a la reducción, la reutilización y el rediseño, según el principio de la jerarquía de residuos de la UE, sin embargo, destaca que «la financiación y las inversiones también deben destinarse a nuevas innovaciones en materia de reciclado que también tengan por objeto reducir la contaminación, mejorar la gestión de los residuos y aumentar el reciclado y el contenido reciclado cuando las tres opciones anteriores no son posibles previamente, o cuando los plásticos ya se han creado».

«Si bien el desarrollo de un apoyo legislativo al P2P es un paso positivo -continúa la nota-, no estamos de acuerdo con la asociación directa del «uso del plástico como combustible (P2F) con la incineración. Aunque es una opción menos preferible, el P2F tiene algunos beneficios en comparación con la incineración que no deben ser descartados, incluyendo su menor impacto ambiental, su reducción en la extracción de petróleo, así como la transformación de los residuos en un recurso valioso y el hecho de que no quema los residuos/recursos plásticos. Además, con el reciclaje químico, los recursos fósiles para la producción de productos químicos de alto valor añadido pueden sustituirse por material reciclado procedente de residuos plásticos».

La entidad se ha comprometido a trabajar para asegurar que el proceso de reciclaje químico cree valor para el medio ambiente, así como a mejorar la eficiencia energética de las tecnologías.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *