Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

«Debemos esforzarnos por mantener los recursos en circulación el mayor tiempo posible y la introducción de un SDDR es un primer paso en este sentido», ha dicho el ministro irlandés de Medio Ambiente.

Irlanda abre a consulta pública el diseño de un SDDR

El Ministerio de Medio Ambiente, Clima y Comunicaciones del Gobierno de Irlanda ha invitado a la ciudadanía a dar su opinión sobre el diseño de un sistema de depósito y retorno para envases de bebidas de plástico y aluminio.

El Programa de Gobierno «Nuestro Futuro Compartido» y el Plan irlandés de Acción de Residuos para una Economía Circular establecen el compromiso del Gobierno de introducir un Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR) para botellas de plástico (de hasta tres litros de volumen) y latas de aluminio.

La consulta pública sugiere un depósito de 0,20 euros por envase, y se invita tanto al público general como a las partes interesadas a presentar propuestas sobre el diseño del plan. La función principal de un SDDR es aumentar las tasas de reciclado y apoyar la economía circular manteniendo los materiales dentro del ciclo productivo y reduciendo la demanda de nuevos materiales. También se ha demostrado que ayudan a reducir los residuos de los envases de bebidas.

Los esquemas de depósito y devolución han existido durante décadas y originalmente fueron diseñados por la industria de bebidas como una forma de asegurar la devolución de las botellas para que pudieran ser lavadas, rellenadas y revendidas. En un SDDR se aplica un depósito reembolsable a los envases de bebidas para incentivar a los consumidores a devolverlos para su reciclaje o reutilización.

Según explicó el ministro irlandés de Medio Ambiente, Clima y Comunicaciones, Eamon Ryan, «si queremos obtener los beneficios de una economía circular tenemos que adaptar nuestro enfoque a la forma en que utilizamos y gestionamos nuestros recursos. Debemos esforzarnos por mantener los recursos en circulación el mayor tiempo posible y la introducción de un SDDR es un primer paso en este sentido, ya que necesitamos recoger y reciclar más botellas de plástico y latas de aluminio. También ayudará a reducir la basura y asegurará que cumplamos los objetivos de la UE que están por llegar. Este documento de consulta es el primer paso en este proceso y espero que las partes interesadas y el público se tomen el tiempo necesario para considerar las cuestiones en torno al SDDR y apoyen su introducción».

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *