Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La Eurocámara aprobó ayer una serie de propuestas legislativas que incluían aumentar el reciclaje de residuos municipales al 70% y reducir el vertido al 5% en 2030.

Apoyo de la industria europea del plástico a las propuestas de la Eurocámara sobre economía circular
La industria del plástico cree que las propuestas aprobadas ayudarán a impulsar el reciclaje de residuos. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

Ayer tuvo lugar la votación de las propuestas legislativas relacionadas con Economía Circular en el Parlamento Europeo. Tras esta votación, PlasticsEurope, la asociación europea de fabricantes de materias primas plásticas, ha mostrado su satisfacción por el apoyo mostrado por los eurodiputados en las votaciones relativas a la reducción de vertidos y a favor de la recogida selectiva de envases.

La asociación comparte la visión del Parlamento sobre el rol fundamental que deben desempeñar estas medidas legislativas para estimular las inversiones en soluciones para la gestión de residuos. También cree que todas estas iniciativas ayudarán a “cerrar el círculo” y aprovechar al máximo los residuos como recursos.

Karl-H. Foerster, director ejecutivo de PlasticsEurope a nivel paneuropeo, ha afirmado que «las tecnologías de recogida y reciclado son más eficientes cuando todos los envases se recogen por separado y no conjuntamente con los residuos domésticos, ya que esto garantiza el suministro de materias primas y apoya nuevas inversiones».

«Esta medida es un paso más para avanzar hacia la economía circular ayudando también a prevenir el riesgo de abandono de residuos en el medio ambiente. Además, apoyará la creación de puestos de trabajo en Europa y asegurará una cadena de valor del reciclaje sólida en Europa», señaló Foerster.

Sobre esta cuestión, Ignacio Marco, Director General de PlasticsEurope en la región Ibérica, destacó que “el modelo por el que nuestra asociación apuesta a nivel paneuropeo es muy similar al implementado en España. En nuestro país, la recogida selectiva de los envases (de todo tipo: plásticos, bricks y latas) es una realidad desde hace tiempo y en este aspecto estamos más avanzados que la mayoría de los demás países de la UE”.

Reducir el vertido

Los europarlamentarios también han reconocido la importancia de reducir al 5% el deposito en vertedero de residuos municipales para 2030. Respecto a esta medida, Foerster destacó que «la industria europea de los plásticos lleva tiempo pidiendo que se tomen medidas legislativas que limiten la entrada a vertedero de todos los residuos reciclables, así como de otros residuos posconsumo recuperables, para el año 2025. Como industria, lo consideramos una prioridad para Europa, ya que estos residuos deben ser considerados recursos”.

Esta petición aplica especialmente a España, explica Marco: “los datos indican que aquí seguimos mandando a vertedero más de la mitad de los residuos plásticos, limitando así las posibilidades de sacar el máximo provecho a unos recursos muy valiosos. Por ello, el hecho de que, en ciertas partes de nuestra geografía el coste de depositar una tonelada de residuos en un vertedero siga siendo inferior al de un menú del día, no tiene ningún sentido desde un punto de visto tanto económico como medioambiental”.

“Mientras el vertedero siga siendo la opción más barata en nuestro país –añadió Marco–, no se fomentarán otras alternativas de gestión de residuos más sostenibles y generadoras de valor”.

PlasticsEurope considera que el nuevo objetivo de reciclaje de envases de plástico del 60% propuesto por el Parlamento para 2025, junto con el cambio hacia una metodología de cálculo de tasas de reciclado más estricta, es extremadamente ambicioso.

«Teniendo en cuenta la tecnología de reciclado con la que se cuenta hoy en día, consideramos que el objetivo de reutilizar y reciclar un 55% de los envases de plástico propuesto por la Comisión es un reto. Es por ello que solicitamos a la Presidencia del Consejo que evalúe cuidadosamente su impacto antes de adoptar cualquier modificación sustancial de las normas sobre el cálculo propuesto inicialmente por la Comisión», concluyó Foerster.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *