Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El concejal de Infraestructura y Servicios Públicos del Ayuntamiento de Huelva, Luis Albillo, anunció que el próximo 11 de diciembre se pone en marcha una experiencia piloto en la ciudad para mejorar la imagen del Casco Histórico, con un servicio especial de recogida de residuos que implica la retirada de contenedores durante la jornada diurna.

Acompañado por Carlos Moral, presidente del Centro Comercial Abierto ‘Calles del Centro’ y Rafael Acevedo, presidente de BARECA, la Asociación Provincial de Bares, Restaurantes y Cafeterías de Huelva, el concejal explicó que “el objetivo final es eliminar por completo la basura del Casco Histórico, en una apuesta por la limpieza, por la higiene, por la imagen de la ciudad, el turismo y la calidad de vida de los vecinos”.

La experiencia piloto se va a desarrollar en ocho calles de la ciudad. Concretamente las incluidas inicialmente son  Berdigón, Alonso Sánchez, Vázquez López, Rico, Tres de Agosto, Espronceda, Plaza de Las Monjas y Cardenal Cisneros, que cubren el principal eje comercial de la ciudad.

En estas calles, a partir del 11 de diciembre, cada atardecer, entre las 20.00 y las 21.00 horas, se reubicarán los contenedores, que estarán disponibles durante la noche para que los vecinos depositen los residuos, y serán retirados durante la recogida de basura, para que durante la jornada diurna esta zona quede totalmente libre de contenedores.

Se van a renovar todos los contenedores de la zona, sustituyendo las 30 unidades de carga trasera por 14 contenedores de carga lateral

Como señaló Albillo, con esta medida “pretendemos eliminar no sólo el impacto visual negativo que causan estos depósitos, sino también la incívica costumbre de sacar la basura fuera del  horario establecido y la gran suciedad que generan las bolsas alrededor de los mismos”.

Además, el concejal apuntó que “también queremos suprimir por completo el servicio de recogida vespertino que nos hemos visto obligados a activar para atender los desbordamientos por el depósito de basura fuera del horario establecido y que además de una mala imagen, causan importantes molestias a los vecinos y especialmente a los usuarios de terrazas y veladores”.

La retirada de los contenedores durante el día es por tanto, insistió Albillo, “una cuestión de higiene, porque no es bueno para el turismo y la imagen de la ciudad, pero tampoco para los ciudadanos convivir con las consecuencias de suciedad en las calles, malos olores, menos espacio para pasear o vandalismo”.

Para la implantación de este servicio especial, el Ayuntamiento cuenta con el apoyo y la colaboración del CCA de ‘Calles del Centro, BARECA y la Asociación Provincial de Hostelería. Carlos Moral calificó como “muy positiva” una medida que entiende “como un granito de arena más para conseguir que el Centro y la ciudad recuperen su protagonismo, porque quitar los contenedores significa eliminar la basura, la suciedad y los malos olores”. Por su parte, Rafael Acevedo dijo que “se trata de acatar una normativa con la que además todos ganamos y sólo es una cuestión de educación, de adaptarnos a los horarios”.

Para facilitar su puesta en marcha, se está desarrollando una campaña de concienciación y sensibilización que incluye el buzoneo de cartas remitidas a cada vivienda y cada establecimiento. Asimismo, se van a renovar todos los contenedores de la zona, sustituyendo las 30 unidades de carga trasera existentes actualmente, por 14 contenedores de carga lateral, pasando de una capacidad actual de 33.000 litros a 38.400 litros. En las cartas se detalla además la ubicación de los nuevos contenedores.

La colocación y retirada de contenedores la realizarán vehículos satélite, con capacidad para transportar dos depósitos por viaje

Este refuerzo de la contenerización se amplía a la recogida selectiva, con más islas de depósitos azules, verdes y amarillos en las zonas limítrofes al Casco Histórico. Asimismo, desde Agua Viva y Ecovidrio se ampliará el servicio de recogida ‘puerta a puerta’ de vidrio y cartón para comercios y hostelería, tan solo solicitándolo a través de la central telefónica 959 222143.

A partir del día 11 de diciembre, con la entrada en funcionamiento del nuevo servicio, se reforzará la presencia de la Policía Local en la zona, para informar y prevenir injerencias.

En cuanto a la colocación y retirada de contenedores, se llevará a cabo mediante unos vehículos satélite, con capacidad para transportar dos depósitos en cada viaje, utilizando además una ruta alternativa para interceder lo menos posible en las rutinas de la ciudad.

En realidad, como señaló Albillo, “nada debería cambiar para el ciudadano, porque se trata de fomentar el cumplimiento de las Ordenanzas Municipales que marcan las 21.00 horas, como horario establecido para sacar la basura, pero necesitamos la colaboración de los ciudadanos, de comerciantes y hosteleros, porque si acabamos con los residuos en la calle, estaremos ganando todos”.

Esta iniciativa se ha implantado con éxito en las zonas monumentales de muchas ciudades Europeas y también españolas y tras la experiencia piloto en esta zona del Casco Histórico, el objetivo del Ayuntamiento es estudiar su expansión hacia a todo su conjunto.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *