Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La firma Hidrostank ha sido la primera empresa española galardonada con un Gaia Award al “producto más sostenible del año”.

Hidrostank recibió el premio al producto más sostenible del año por sus arquetas de plástico reciclado

Las arquetas modulares para canalización eléctrica y de telecomunicaciones fabricadas en plástico 100% reciclado, desarrolladas por la empresa navarra Hidrostank, han recibido el prestigioso Gaia Award al “producto más sostenible del año”, concedido por Big 5 Dubai, principal feria de construcción y obra civil de Oriente Medio, que en su X edición reunió a más de 2.500 empresas procedentes de 60 países. De esta forma, la firma navarra se convierte en la primera empresa española merecedora de este reconocimiento internacional.

Los Premios Gaia, abiertos no solo a expositores sino también a todos los operadores cuyos productos se distribuyen dentro de la Región MENA, se han convertido en una referencia para la industria por su reconocimiento a los equipos y productos de construcción que apuestan por avanzar hacia un entorno cada vez más sostenible. El jurado estuvo encabezado por Anwaar Al Shimmari, directora del Departamento de Diseño del Ministerio de Desarrollo de Infraestructura de los Emiratos Árabes Unidos.

“Cada vez son más las administraciones que se plantean adquisiciones sostenibles para mejorar la eficiencia de la contratación pública y utilizar el poder del mercado público para promover beneficios ambientales y sociales importantes a nivel local, regional y mundial”, explica Juan Gazpio, director comercial de Hidrostank.

La actividad de Hidrostank está especialmente orientada a países emergentes tanto de LATAM como de MENA, donde las arquetas modulares posibilitan agilizar la ejecución de sus numerosos proyectos de manera mucho más sostenible. La Ampliación del Canal de Panamá es una de sus principales referencias internacionales. La empresa navarra suministró al consorcio adjudicatario Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por SACYR, sus innovadoras arquetas de polipropileno reforzado en las obras de urbanización, permitiendo a la constructora reducir de manera significativa la ejecución de los trabajos y poder cumplir con los plazos acordados al inicio del proyecto.

La alta resistencia de las arquetas Hidrostank la convierten en una alternativa real a los sistemas tradicionales de hormigón. “No solo son ecológicas, sino que su modularidad posibilita un transporte más fácil hasta destino, una sencilla y rápida instalación en obra, sin necesidad de maquinaria pesada, y una reducción de mano de obra”, señala Alberto Ayesa, gerente de la compañía. “Todo ello se traduce en ahorros significativos y una apuesta inequívoca por una construcción necesariamente sostenible”.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *