Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La nueva instalación de la cooperativa Coren es “la primera de España” con una tecnología que permite el tratamiento de la biomasa y los residuos que genera la industria avícola y convertirlos en energía.

Una pionera planta en Galicia aprovechará los residuos ganaderos mediante su conversión en energía
La nueva planta dará salida energética a los residuos generados por la industria avícola. Foto: Javier Lastras (cc)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, inauguró este martes la planta de producción de energía a partir de biomasa ganadera de la cooperativa Coren, en Santa Cruz de Arrabaldo (Ourense). El Gobierno gallego confía en que esta instalación “pionera” se convierta en un modelo para Galicia y el resto de Europa a la hora de reciclar los residuos que produce la industria avícola y convertirlos en combustible.

El proyecto ha contado con una inversión de más de 3 millones de euros, de los que la Xunta ha aportado 500.000 euros a través del Instituto Enerxético de Galicia (Inega). La nueva planta servirá para dar una salida energética a los residuos que se generan en las explotaciones avícolas, ya que pasarán a servir como biomasa para el funcionamiento de la nueva planta de procesado de pollos de Coren.

Además del aprovechamiento de los residuos ganaderos, la nueva planta supondrá una apuesta decidida por reducir la contaminación ambiental. Las instalaciones evitarán a la cooperativa el consumo de 2.450.000 kilos de combustible fósil, así como la emisión de 7.500 toneladas de CO2 a la atmósfera.

La planta, de 37.000 metros cuadrados dedicados a la explotación avícola, aprovechará como materia prima la “cama de los pollos” –compuesta por virutas, cáscara de arroz, paja y las deposiciones de los animales– como combustible para producir vapor y poner en funcionamiento la calefacción de la nave.

A través de una caldera destinada a la combustión de residuos ganaderos, con la tecnología más avanzada de España y la única que garantiza su combustión completa, se generarán 2,8 megavatios de vapor y unos 4.000 kilos de vapor a la hora. Se trata de una cantidad de energía equivalente a la que precisarían 5.500 viviendas.

Tratamiento de residuos avícolas

El presidente del grupo Coren, Manuel Gómez-Franqueira, destacó que la nueva planta de la cooperativa es “la primera de España” que cuenta con una tecnología que permite el tratamiento de la biomasa y de los residuos que genera la industria avícola.

La nueva planta será también un centro de investigación para el procesamiento de purines y otros residuos ganaderos

Gómez-Franqueira resaltó que las nuevas instalaciones reducirán a cero la emisión de residuos al aire, con lo que la empresa ourensana llega la primera a los objetivos marcados en el reciente Tratado de París, que marcaba la necesidad de reducir las emisiones contaminantes en las empresas un 20% para el año 2020.

El presidente del Grupo Coren destacó también que esta instalación tendrá un “coste importante de funcionamiento”, que no genera beneficios, pero que su objetivo es “prestar un servicio a los cooperativistas y al medio ambiente”.

Por su parte, el director adjunto de Coren, Emilio Rial, explicó que la nueva planta va a ser un centro de investigación para el procesamiento de purines y otros residuos ganaderos.

Así, desde la cooperativa se señaló que esta planta piloto va a permitir investigar en relación al aprovechamiento de distintos residuos agrícolas, forestales y ganaderos para su uso como combustibles sólidos y para el desarrollo de “soluciones biológicas y tecnológicas gallegas” para los residuos de origen orgánico de las explotaciones ganaderas.

Colaboración público-privada

El presidente de la Xunta calificó las nuevas instalaciones como “un ejemplo” de que la colaboración público-privada “funciona” y se mostró convencido de que con esta nueva planta energética de biomasa Galicia está “innovando y enseñando al resto de Europa” la forma de usar los residuos avícolas como combustible sin emitir CO2 a la atmósfera.

“Es una planta pionera, pero pretendemos que no sea la única”, dijo Núñez Feijóo, después de visitar las instalaciones. Para el presidente de la Xunta, la nueva planta va a servir como modelo para otras empresas gallegas, además de suponer una “puesta en valor” de los residuos ganaderos que se producen en Galicia y de disminuir la necesidad de combustibles derivados del petróleo.

Fuente:
El Correo Gallego

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *