La mayor parte de las inversiones se destinarán a tres nuevas instalaciones de tratamiento, que junto con la de Sogama en Cerceda procesarán más de 46.000 toneladas de residuos orgánicos al año.

Nuevas inversiones para la gestión de biorresiduos en Galicia

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó el pasado jueves que la Xunta invertirá 52 millones de euros para apoyar a los ayuntamientos en el cumplimiento de los objetivos de la Unión Europea en el año 2023 en materia de biorresiduos, con la extensión del quinto contenedor de color marrón y con la disponibilidad de plantas de tratamiento.

Así, Feijóo destacó que la Xunta destinará gran parte de este presupuesto a la construcción de tres nuevas plantas de biorresiduos, en los ayuntamientos de Vilanova de Arousa, Cervo y Verín, cuyos proyectos constructivos se encuentran en fase de adjudicación con el objetivo de que estén operativas en 2022. Además, recordó que ya hay una planta en funcionamiento en Cerceda, la base central de Sogama.

El titular del Gobierno gallego especificó que estas cuatro plantas darán servicio a 700.000 habitantes que viven en 85 ayuntamientos, y procesarán 46.200 toneladas anuales de residuos orgánicos. Se trata de unas instalaciones que se complementarán con otras de estas características, tanto públicas como privadas, actuales y futuras.

Esta red industrial se completará con las plantas de transferencia, que sirven para trasvasar la materia orgánica y transportarlas a la plantas de biorresiduos. Sobre esto, Feijóo aseveró que se destinarán 5 millones de euros para transformar en plantas de transferencia las microplantas de los ayuntamientos de Curtis, Ponteceso, A Cañiza, Riotorto y A Lama, así como para la construcción de una nueva en Cee.

Asimismo, se destinará una partida de 2 millones de euros para adaptar siete plantas de transferencia que ya están funcionando en Chantada, Sarria, Vigo, Silleda, A Rúa, Narón y O Porriño.

De este modo, Feijóo señaló que, con la apuesta del Gobierno gallego, se conseguirá que 280 ayuntamientos gallegos dispongan de una planta de residuos o de transferencia a menos de 50 kilómetros de distancia.

En la actualidad Sogama da servicio a 295 ayuntamientos, por lo que en los 15 municipios que no entran dentro de este radio de 50 kilómetros se apostará por el compostaje individual y comunitario, salvo en Ribeira, donde el Ayuntamiento está habilitando su propia planta de transferencia.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *