Los municipios se podrán beneficiar de una rebaja del 10% del canon que pagan a Sogama siempre que que se comprometan a aumentar sus tasas de reciclaje y trasladen esta bajada a los hogares.

Los ayuntamientos de Galicia que reciclen más pagarán menos por la gestión de los residuos
El presidente da Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, visitó esta semana la nueva planta de recuperación de materiales de Sogama. Foto Xoán Crespo / Xunta

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, anunció el pasado martes la bajada en un 10% del canon que Sogama cobra a los ayuntamientos por la gestión de sus residuos siempre que estos que se comprometan a incrementar el porcentaje de reciclaje y trasladen esa rebaja a los hogares de su término municipal.

Durante una visita a la nueva planta de recuperación de materiales del complejo medioambiental de Sogama, Feijóo subrayó que gracias a la gestión eficiente, la deuda que los ayuntamientos mantienen con Sogama es la más baja de su historia, un 80,31% menos que en el año 2013. El titular de la Xunta recordó que hoy este complejo da servicio al 94% de los municipios gallegos y gestiona y trata los desechos que producen diariamente más de ocho de cada diez gallegos.

Así, desde su puesta en marcha, Sogama trató 9,4 millones de toneladas de basura, con una una red logística formada por 37 plantas de transferencia, 20 de las cuales son de titularidad directa del complejo; y un sistema de transporte en el cual cada vez tiene más peso el ferrocarril, de manera que se incrementa la eficiencia y la sostenibilidad ambiental de la planta.

Sobre este segundo aspecto, el responsable del Ejecutivo autonómico precisó que, si en el año 2001 inició el transporte de residuos por tren a sus instalaciones, actualmente, ya transporta más del 58% de los residuos por este medio, “lo que supone un hito histórico”.

Mejora y ampliación del complejo

Asimismo, Feijóo se refirió a las obras de ampliación que permitirán tratar un millón de toneladas al año, frente a las 550.000 actuales, “lo que supone un incremento del 81% de la capacidad actual de la planta, pasando a gestionar prácticamente el doble de residuos que en la actualidad”.

Este incremento de la capacidad de tratamiento permitirá procesar en condiciones óptimas todos los residuos domésticos producidos en Galicia. Y se llegará al vertido técnico cero, que es uno de los principales exponentes de la economía circular, por lo que solamente se depositarán en vertedero los residuos que sea imposible reciclar o valorizar.

“Con el final de esta ampliación, Sogama se situará entre las plantas más grandes y eficientes de Europa”, afirmó, después de precisar que a estas obras de ampliación se están destinando 31 millones de euros, de los cuales: 19 millones son para la fase 1, finalizada en verano pasado y ya operativa, y más de 12 millones para la fase 2, actualmente en ejecución.

En lo tocante a la fase 1, Feijóo resaltó que ya se ha acometido la construcción y equipación de una nueva planta de recuperación de materiales contenidos en la bolsa negra -los residuos sin separar-, y que incorpora tecnologías de última generación para segregar materiales como el poletileno, el PET, el plástico mixto, bricks, papel y cartón.

Y sobre la fase 2, recordó que estará finalizada en verano de 2019. Con esa mejora se acometerá la remodelación de la planta de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible, en la que se selecciona de la bolsa negra la parte susceptible de ser reciclada y con el resto se produce un combustible que alimenta una planta termoeléctrica en la que se genera electricidad como para abastecer el 12% de los hogares gallegos.

Además, con esta valorización, Sogama se adelanta 15 años al plazo pretendido por la Unión Europea, logrando en 2020 el 10% de límite de vertido que Europa propone para 2035, añadiendo una R más a las tres R de reducir, reutilizar y reciclar, con la recuperación energética de todo aquel desecho que no es reciclable.

Planta de compostaje

Además de las obras de ampliación, Feijóo subrayó que Sogama está gestionando la adhesión de los ayuntamientos a la nueva planta de compostaje, en la que se invirtieron 3 millones de euros y que será decisiva para ayudar a cumplir el objetivo europeo de reciclar el 50% de los residuos en el año 2020.

En esta planta se procesarán alrededor de 15.000 toneladas anuales de materia orgánica de los ayuntamientos más próximos para obtener entre 3.000 y 4.000 toneladas de compost. “Estamos hablando de un proceso que requiere conciencia y voluntad”, dijo, destacando el trabajo que se está haciendo en el reparto del quinto contenedor, de color marrón para los biorresiduos, en el que se deposita este tipo de desechos.

El presidente de la Xunta confirmó el reparto ya de 1.865 contenedores de biorresiduos entre los ayuntamientos solicitantes; y en este momento está abierta una convocatoria hasta el 15 de marzo para repartir 2.805 contenedores más de este tipo entre las entidades locales que lo soliciten.

Por su parte, la planta de compostaje también reforzará el programa de compostaje doméstico que tiene en marcha en toda Galicia, contando en la actualidad con 294 entidades adheridas: 184 ayuntamientos, 95 centros educativos y 15 colectivos sociales.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *