Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La instalación, que estará operativa a mediados de 2023, tendrá capacidad para procesar hasta 50 toneladas diarias de poliestireno posconsumo.

Francia albergará una planta de reciclado químico de poliestireno

Las compañías Ineos Styrolution y Trinseo, especializadas en la fabricación y suministro de poliestireno y otros materiales estirénicos, construirán en Wingles, en el norte de Francia, una planta de reciclaje de poliestireno basada en la despolimerización. Esta instalación de reciclado químico a escala comercial -la primera en su tipo, según los impulsores del proyecto- será capaz de procesar hasta 50 toneladas diarias de materia prima de poliestireno posconsumo y se espera que esté totalmente operativa a mediados de 2023.

La tecnología de despolimerización de plásticos a plásticos convierte los residuos de los envases de alimentos de poliestireno directamente de vuelta a su monómero líquido original, que luego puede ser repolimerizado en poliestireno reciclado para las mismas aplicaciones finales de alta calidad, incluyendo aplicaciones de contacto con alimentos muy parecidas al poliestireno virgen. Durante la fase de diseño conceptual se evaluarán dos conceptos de tecnología en lo que respecta a la calidad, la eficiencia y la adaptación a las diferentes corrientes de desechos.

«Estamos bien encaminados para desplegar la tecnología de despolimerización que cambia las reglas del juego con la construcción de esta planta de reciclaje en Francia», dijo Nicolas Joly, vicepresidente de Plásticos y Materias Primas de Trinseo y presidente de Styrenics Circular Solutions. «Esta planta formará parte del establecimiento de una novedosa infraestructura de reciclado de estireno en Europa junto con los principales actores de toda la cadena de valor, lo que marcará un cambio de paso en el reciclado del poliestireno», añadió.

Sven Riechers, vicepresidente de Gestión Empresarial de Productos Estándar de EMEA en Ineos Styrolution, dijo: «Nuestra colaboración es un compromiso significativo de capital y recursos y un hito importante para cerrar verdaderamente el círculo con el contenido reciclado de grado alimenticio. Forma parte de los compromisos de Ineos Styrolution y Trinseo de utilizar, en promedio, un 30 por ciento de contenido reciclado en los productos destinados al embalaje de poliestireno en Europa para el año 2025″.

Trinseo e Ineos Styrolution son miembros fundadores de Styrenics Circular Solutions (SCS), la iniciativa de la cadena de valor para aumentar la circularidad de los estirenos. Jens Kathmann, secretario general de SCS, explica que «la construcción de una planta de despolimerización de poliestireno es muy esperada por el mercado y acerca nuestra visión conjunta un paso más a la realización para ofrecer el potencial único de circularidad de los estirenos. Paralelamente, SCS, sus miembros y socios siguen avanzando en nuestras tecnologías de reciclado mecánico y disolución en contacto con alimentos que complementan nuestra cartera de reciclado de plásticos a plásticos para poner en marcha la disponibilidad de poliestireno reciclado».

Según explican desde Ineos Styrolution, el poliestireno es un polímero único adecuado para múltiples soluciones de reciclado avanzado como la despolimerización. Sus propiedades lo hacen ideal para una economía circular, incluso permitiendo el cumplimiento de la normativa sobre el contacto con alimentos del material reciclado, a menudo considerado el santo grial del reciclaje de polímeros.