Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Entre las principales novedades del contrato están la renovación de la flota de vehículos de recogida, la ampliación de la recogida selectiva de materia orgánica a toda la ciudad o la extensión del servicio de limpieza de máxima calidad a los «corazones de barrio».

Camión de recogida lateral de FCC en Bilbao

El Ayuntamiento de Bilbao ha adjudicado a una UTE participada mayoritariamente por FCC el concurso de limpieza y recogida de residuos de la ciudad y la gestión de residuos de Mercabilbao, durante un período de cuatro años, con una posible prórroga de dos más. El importe anual del contrato supera los 43 millones de euros y supone una cartera, sin contar con prórrogas, de 173,4 millones de euros.

El contrato adjudicado en esta ocasión tiene la particularidad de que está dividido en dos lotes. El primero corresponde a los servicios de limpieza viaria y recogida de residuos de la ciudad de Bilbao; y el segundo a la gestión de los residuos de la sociedad Mercabilbao.

Para realizar estos trabajos, la adjudicataria contará con una plantilla promedio de 664 operarios en el caso del lote 1 y de 14 operarios en el caso del lote 2.

Bilbao tiene cerca de 350.000 habitantes y al año se gestionarán con este contrato más de 144.000 toneladas de residuos sólidos urbanos, que serán retiradas y trasladadas a distintos gestores para su tratamiento, siendo el principal destino el complejo de gestión medioambiental de Arraiz-Artigas.

Renovación de la flota

FCC renovará más del 80% de la actual flota de recogida de basura (201 vehículos nuevos y 47 reacondicionados) y realizará una apuesta por las tecnologías respetuosas con el medio ambiente, ya que incorpora al servicio 62 vehículos eléctricos, que constituyen el 25% de la flota.

La compañía pondrá también en funcionamiento nuevos medios técnicos adaptados a las características del residuo a recoger y a las necesidades específicas de la ciudad, como los vehículos de recogida de contenedores de carga lateral de diferentes tamaños, o vehículos recolectores híbridos-eléctricos de pequeño tamaño y nulas emisiones de gases y sonoras para la recogida del Casco Viejo.

Recogida de materia orgánica en toda la ciudad

Además, con el objetivo de mejorar los porcentajes de reciclaje de Bilbao para los próximos seis años, se extenderá la recogida de la materia orgánica selectiva a la totalidad de la villa (1.400 contenedores adicionales). Para ello se implantará un sistema de recogida lateral, igual al que se utiliza para la recogida de las fracciones resto, envases y cartón comercial, utilizando contenedores de apertura mediante tarjeta electrónica, lo que permitirá una mejor gestión y atención a los usuarios. También se refuerzan los contenedores de papel-cartón (+20%) y aceites usados (+70%).

Como novedad se implantará la recogida selectiva también en los mercados municipales, diferenciando entre fracciones de resto, orgánica, papel-cartón y poliestireno.

Los puntos limpios dispondrán de un espacio de selección que permita dar una segunda vida los residuos susceptibles de ser reutilizados

El nuevo contrato incluye también la remodelación integral de dos de los cuatro puntos limpios o ‘Bilbogarbis’, y la renovación parcial de los dos restantes. De este modo serán mucho más accesibles y cómodos para el ciudadano, con un funcionamiento más ágil, adaptado a la nueva normativa vigente en cuanto a la gestión de las nuevas tipologías de residuos que pueden ser depositadas. Además, dispondrán de un espacio de selección (‘Berrerabilgunea’) que permitirá dar una segunda vida a todo aquel residuo que el ciudadano deposita y pueda ser susceptible, por su buen estado, de ser reutilizado. El servicio de ‘Bilbogarbis’ móviles se refuerza con dos equipos adicionales al ya existente.

El objetivo de estas actuaciones es alcanzar en el año 2020 las tasas de recuperación vía recogida selectiva del 50% de la basura generada, en cumplimiento de la Directiva Europea y Real Decreto que la traspone.

Limpieza viaria

Por otra parte, se amplía el servicio de limpieza de máxima calidad (limpieza diaria además de repasos de mantenimiento a lo largo del día, hasta ahora prestados tan solo en el centro de la ciudad) a la práctica totalidad de los barrios de Bilbao, a las zonas consideradas como “corazones de barrio”, en las que existe comercio y actividad hostelera.

Para la prestación de todos estos servicios, los equipos convencionales se refuerzan con equipos más eficientes y de última generación.

Además de los servicios habituales de barrido y baldeo, se realizarán otros especiales como limpieza de paramentos, fregado y decapado de aceras y calzadas, eliminación de chicles o desinfección de limpieza de excrementos caninos para el que se incrementará el número de equipos polivalentes. Otra novedad importante es la incorporación de aspiradores autopropulsados para las labores de mantenimiento del barrido en zonas concurridas.

Equipos y contenedores se procesarán a través de una plataforma informática de gestión diseñada en exclusiva para Bilbao

El centro de Bilbao se seguirá barriendo y baldeando en turno de noche, utilizando equipos de presión que permitirán minimizar el consumo de agua. Barredoras eléctricas de diferentes tamaños permitirán minimizar las molestias de los gases, el calor y el ruido emitidos por los motores convencionales. El resto de la ciudad se barrera mediante barredoras convencionales, algunas de ellas barredoras-baldeadoras “duales”.

Un servicio ‘Amable’ para la ciudadanía

Tanto las papeleras como los contenedores van a ser objeto de un detallado control y mantenimiento, por lo que serán identificados mediante en tag que permitirá conocer con detalle los datos de posicionamiento y llenado.

Todos los datos relativos al servicio procedentes de los equipos de trabajo (horarios, rendimientos, estado, incidencias, calidad…), los contenedores y las papeleras serán procesados a través de una plataforma informática de gestión diseñada y definida en exclusiva por FCC Medio Ambiente para la ciudad de Bilbao. Esta plataforma permite la implantación del concepto de servicio ‘Amable’, esto es, que se realiza eficazmente pero con el mínimo de molestias para los ciudadanos.

Este será el sexto contrato que une a FCC Medio Ambiente con el Ayuntamiento de Bilbao de forma ininterrumpida desde el año 1972.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *