Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares fueron las regiones donde se reutilizó mayor porcentaje de agua tratada.

España, a la cabeza en la reutilización de aguas residuales

El 10,74 % del agua tratada en las más de 2.000 Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) españolas fue reciclada, lo que coloca a España «a la cabeza en materia de reutilización», ya que la media europea es del 2,4 %, ha explicado en un comunicado la directora de la Cátedra Aquae, Amelia Pérez Zabaleta.

De acuerdo con un estudio elaborado por esta cátedra, impulsada por la Fundación Aquae y la UNED, los datos disponibles correspondientes al período 2000-2014 indican que el agua regenerada en las EDAR se empleó mayoritariamente para la agricultura (62 %), el riego de zonas verdes (20 %) y la industria (7 %).

La Comunidad Valenciana (59 %), Murcia (50 %) y Baleares (45 %) fueron las regiones donde se reutilizó mayor porcentaje de agua tratada.

El documento también analiza la progresiva reducción del líquido elemento entre los usuarios españoles e indica que las empresas disminuyeron la intensidad de su uso en un 40% en el período analizado, mientras que los hogares también restringieron su utilización por persona en un 20%.

Los usuarios agrícolas figuran como “los que han realizado un menor esfuerzo” ya que los datos de 2000 y de 2014 “son prácticamente iguales”, advierte el comunicado.

Masas de agua

En cuanto a los indicadores de estado ambiental de las masas de agua superficiales en España, el informe revela que el 54,8% alcanzó un “buen estado ecológico”, un 14,8% más que la media europea según el informe europeo WISE Water Framework Directive de 2018.

Respecto a las masas subterráneas, el 81,5% están en buen estado “cuantitativo” -cantidad de agua acumulada- pero no tanto en el “cualitativo” -calidad-, ya que en este segundo aspecto sólo el 69,1% están bien conservadas, un porcentaje “muy inferior” al de las masas superficiales, que alcanzan el 87,4%.

Estos resultados “muestran que aún hay importantes avances que hacer para lograr un buen estado de las masas de agua” en España, apunta Pérez Zabaleta, “sobre todo en las cuencas del Duero, el Guadiana y el Júcar”, así como en las cuencas mediterráneas andaluzas.

En su informe, la Cátedra Aquae propone cinco clases de indicadores para evaluar el estado actual en materia de agua en España, su evolución en los últimos años y las posibilidades de mejora de la economía circular.

Estos indicadores son: de captación -miden la eficiencia en la asignación de agua-, abastecimiento -incluyendo transporte, tratamiento, almacenaje y distribución-, uso -utilización por distintos usuarios-, saneamiento y reutilización -incidencia y eficiencia de estas fases- y estado ambiental -miden el estado cuantitativo y cualitativo del agua-.

Pérez Zabaleta ha recordado que la Estrategia Española de Economía Circular propone desde 2017 sucesivos planes de acción a corto y medio plazo centrados en la producción, consumo, gestión de residuos, materias primas secundarias y reutilización del H2o, para conseguir que “la economía circular sea una realidad en nuestro país en 2030”.

Fuente:
EFEverde

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *