Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La Región recupera cada año más de cien hectómetros de aguas residuales a través de una red de 48 depuradoras de alta tecnología.

La Región de Murcia culmina su red de depuradoras de aguas residuales
El presidente de la Región de Murcia, Alberto Garre, durante la inauguración de la depuradora de Alguazas

El jefe del Ejecutivo de la Región de Murcia, Alberto Garre, presidió ayer en el municipio de Alguazas, perteneciente a la comarca de la Vega Media, la inauguración oficial de las nueva planta de tratamiento de aguas residuales, que forma parte del Plan General de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales de la Región de Murcia. Garre, remarcó que la depuradora de Alguazas “es la última gran planta de tratamiento con la que se culmina la red regional, que permite a todos nuestros municipios la recuperación y reutilización de sus aguas residuales”.

Con la puesta en marcha de esta nueva planta, las aguas residuales del todos los municipios de la Región podrán ser tratadas en las 48 depuradoras de alta tecnología que integran la red regional.

En este sentido, Garre recordó que la Región de Murcia “ha hecho los deberes en depuración y utilización de agua como en ningún otro lugar del mundo”, y “eso tiene que ser recogido en la nueva planificación hidrológica nacional ”.

El presidente murciano subrayó que se han invertido 600 millones de euros en la última década en el Plan de Saneamiento de la Región, y que, en concreto, la de Alguazas ha supuesto una inversión de 9,5 millones de euros, de los que un 20 por ciento proceden de fondos propios de la Comunidad Autónoma y el 80 por ciento restante de una ayuda del Fondo de Cohesión de la Unión Europea.

Igualmente, señaló que “se trata de una inversión altamente productiva” ya que la reutilización de las aguas residuales depuradas representa una práctica “muy relevante” desde el punto de vista económico, garantizando en gran medida la actividad agrícola “que tanta importancia tiene para el PIB regional”.

La nueva depuradora de Alguazas, con una capacidad de depuración de 15.000 metros cúbicos de agua al día, está diseñada con modernas y avanzadas tecnologías que incluyen el sistema de tratamiento terciario específico para la reutilización de las aguas residuales en la agricultura. También contempla todas las medidas de protección ambiental y un completo proceso de desodorización e insonorización.

Esta EDAR da servicio no sólo al tratamiento de las aguas procedentes de la población, sino también del polígono industrial del municipio.

La Región de Murcia recupera cada año más de cien hectómetros a través de los procesos de depuración, cantidad que puede aumentar en cinco hectómetros cúbicos gracias a la planta inaugurada en Alguazas.

Los procesos de tratamiento incorporados en las depuradoras de la red regional permiten eliminar el 98% de la carga contaminante, con lo que el resultado de las aguas, perfectamente limpias, posibilita también su empleo en los regadíos locales.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *