El estudio refleja que solo el 17% de la ciudadanía española ve el medio ambiente como una prioridad tras la pandemia. A nivel global, el reciclaje se considera la acción más efectiva en la lucha contra el cambio climático.

Poca preocupación de los españoles por el medio ambiente
El 65% de los encuestados a nivel mundial cree que el reciclaje es la acción más efectiva contra el cambio climático

La pandemia ha provocado cambios profundos en la sociedad, las prioridades y opiniones han sufrido variaciones debido al impacto de la crisis sanitaria, que han ido evolucionando y adaptándose a la situación a través de las diferentes fases de la pandemia. En concreto, Ipsos, a través de su estudio Essentials, realizado a través de una encuesta entre 11.500 personas de todo el mundo, ha querido saber cómo ha evolucionado la preocupación sobre el medio ambiente.

Lo primero que llama la atención es que antes de la llegada de la Covid-19 la población se mostraba altamente preocupada por la situación medioambiental, algo que incluso se acentuó durante los meses más duros de la pandemia. Sin embargo, según se acerca la nueva normalidad se observa que esta inquietud está quedando atrás, dejando al medio ambiente en un segundo plano frente a otras preocupaciones como el coronavirus, la economía o la desigualdad social.

Europa se sitúa como la región más preocupada por el medio ambiente, así se refleja en el ranking de países analizados en este estudio, donde las 4 primeras posiciones las ocupan países europeos: Italia, en primera posición (36%), seguida de Francia (34%), Alemania (32%) y Reino Unido (29%). Sin embargo, llama la atención que España se sale de esta tendencia y se posiciona como el país europeo menos concienciado en este sentido: solo el 17% de la ciudadanía ve al medio ambiente como una prioridad.

Un dato que contrasta cuando se pregunta en qué fase se encuentra el medio ambiente, donde casi 6 de cada 10 personas en España declara que el medio ambiente se encuentra en una fase crítica y que se debe actuar ya para poner en marcha soluciones efectivas a esta problemática, situándose así como el segundo país europeo que más piensa de esta manera, solo superado por Italia con un 64%. Esta percepción es la más generalizada entre los países analizados, así lo declaran la mitad de los entrevistados, aunque también hay un segundo colectivo de peso (28%) que piensa que el medio ambiente está en peligro pero que aún estamos a tiempo de actuar y paliar los efectos negativos del cambio climático. Una percepción que comparte el 21% de la población española.

¿Qué hacemos para luchar contra el cambio climático?

La percepción sobre los riesgos a los que se enfrenta el medio ambiente y los plazos de los que disponemos para actuar y revertirlos son los que definen las conductas sostenibles que adopta de la ciudadanía. Así, a mayor creencia de que debemos hacer algo de forma inmediata, más hábitos sostenibles se adoptan y viceversa.

En cuanto a las acciones que la ciudadanía cree que más ayudan a luchar contra los efectos del cambio climático, llama la atención que no son las que finalmente se llevan a la práctica de forma individual. Con la excepción del reciclaje, que para el 65% es la acción más útil en esta lucha, y un 63% ya lo lleva a cabo; sin embargo, un 35% cree que el uso de energías renovables tiene un gran impacto positivo, pero solo un 12% hace uso de ellas en su día a día. Algo similar ocurre con el uso de coches eléctricos o híbridos, y es que el 30% son conscientes de sus beneficios, pero solo un 8% dispone de este tipo de vehículos.

¿Quién debe liderar la lucha contra el cambio climático?

Una significativa mayoría a nivel global (65%) cree que deben ser los gobiernos los principales encargados de actuar y priorizar esta situación para paliar sus efectos adversos. Mientras, el 48% de la ciudadanía piensa que esta debe ser una labor que tienen que asumir los ciudadanos, y un 41% afirma que son las empresas privadas las responsables de liderar este cambio.

Pero, como en muchas ocasiones, lo que se quiere y lo que en realidad sucede no coincide, y este caso no es una excepción. Ya que ante la pregunta de qué agentes están ya trabajando en esta dirección, un 39% cree que es la gente de a pie la que más está haciendo, seguido del Gobierno (32%) y los científicos (28%).

Por tanto, podríamos decir que el Gobierno no está respondiendo a las expectativas de la población en ningún país, ya que es del que más acciones se esperan y sin embargo no se percibe que las esté llevando a cabo.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *