Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Bogotá acogerá esta experiencia piloto, que constará de la instalación de contenedores que dispensarán y recepcionarán botes para la recogida de aceite doméstico y el desarrollo de una app como recurso educativo.

La sociedad pública del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Ihobe; el cluster de la industria ambiental de Euskadi, Aclima, y la empresa Eko3R han firmado un acuerdo con la Corporación Regional Autónoma (CAR) de Cundinamarca (Colombia) para el desarrollo de un proyecto piloto de recogida de aceites vegetales usados en Bogotá.

El proyecto consiste en la colocación de tres contenedores inteligentes que dispensan unos botes especialmente diseñados para que los ciudadanos puedan verter en ellos su aceite doméstico usado, y los recepcionan cuando están llenos. Todo ello a través de un sistema inteligente que permite una óptima gestión de los botes depositados.

La clave del sistema está en los botes: los ciudadanos que quieran participar en la iniciativa dispondrán en todo momento de al menos uno de estos depósitos en sus casas para verter en él su aceite usado y, una vez lleno, cambiarlo por uno limpio en uno de los contenedores.

Además de la propia gestión de las máquinas y del aceite recogido, de la que se encargará la empresa Eko3R, con amplia experiencia en este ámbito, también es muy importante en este caso la labor de concienciación e información a los ciudadanos. Esta recaerá en los técnicos que la CAR pone a disposición del proyecto y en la empresa Lavola, socia de Aclima a través de Confluentia, quien adaptará e implementará la solución IntinerApp como recurso educativo para el proyecto.

IntinerApp es una aplicación digital totalmente personalizada que integra pruebas y minirretos para mejorar la experiencia de los participantes en todo tipo de actividades educativas y de sensibilización. Ayuda a la creación de conocimiento a través de juegos de pistas, preguntas de respuesta múltiple, realidad aumentada, pruebas físicas, toma de vídeo y fotos, etc.

Los participantes en el proyecto crearán una mesa técnica de seguimiento para evaluar la evolución del mismo y la posibilidad de ampliar su ámbito de aplicación a toda la ciudad de Bogotá, que es el objetivo de todas las partes con respecto al proyecto piloto.

Esta iniciativa se va a poder desarrollar gracias a la cofinanciación de la CAR de Cundinamarca e Ihobe, que a través del acuerdo de colaboración que tiene con Aclima, aporta al proyecto 20.000 euros. El proyecto tiene una duración prevista de un año, prorrogable por otro más.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *