Una encuesta global revela que solo una minoría de empresas ha adoptado prácticas circulares importantes, como asociarse con gestores de residuos o incorporar tecnologías de eficiencia energética, aunque dos tercios prevén realizar inversiones en iniciativas de circularidad en los próximos años.

Estudio sobre la falta de recursos en las empresas industriales

El 91% de las empresas industriales están sintiendo los efectos de la escasez de recursos, lo que está llevando al 67% a aumentar sus inversiones en iniciativas de economía circular en los próximos tres años, según refleja un reciente informe de ABB Motion.

Así, según el informe, titulado ‘Circularity: No Time to Waste’, las materias primas se consideran el recurso más escaso (37%), seguido de la energía (34%), la mano de obra (32%) y los componentes electrónicos (26%). Esta escasez de recursos ha provocado un aumento de los costes para el 37% de las empresas, así como la interrupción de la cadena de suministro para el 27% y la ralentización de la capacidad de producción para el 25%.

Aunque hay optimismo sobre la inversión en circularidad, la encuesta también identificó obstáculos para el progreso inmediato. Por ejemplo, la mayoría de los encuestados no acepta una definición única de «circularidad». Además, sólo el 8% considera la circularidad como una responsabilidad de toda la empresa; sin embargo, fue este grupo con una visión más integral el que experimentó el mayor nivel de mejoras en las métricas clave de la circularidad, como el consumo de energía, el uso de materiales reciclados y las emisiones de carbono.

La encuesta también revela que muchas prácticas circulares importantes sólo han sido adoptadas por una minoría de empresas, como la asociación con empresas de gestión de residuos (41%), la incorporación de tecnologías energéticamente eficientes (37%) y la promoción de principios circulares en la cadena de suministro (32%). Un dato alentador es que el 67% utiliza en cierta medida materiales reciclados en sus productos.

La inversión en circularidad ya ha dado lugar a beneficios cuantificables, siendo los más comunes la reducción de residuos (46%) y la mejora de la eficiencia energética (45%). Aunque algunas empresas expresan su preocupación por la inversión inicial necesaria, muchas prevén mejoras a largo plazo en la eficiencia de los procesos y el control de costes.

La mayoría de los encuestados (78%) está de acuerdo en que la economía circular fomenta la innovación e impulsa la competitividad. También apoyan el aumento de la regulación y los requisitos de información (74%) y desean más apoyo gubernamental para adoptar prácticas empresariales circulares (77%).

Tarak Mehta, Presidente de ABB Motion, comenta al respecto que «nunca ha estado tan clara la necesidad acuciante de pasar a una economía circular. Nuestro modo de vida actual está agotando los recursos a un ritmo insostenible, contribuyendo a las emisiones y al cambio climático. Adoptar la circularidad no solo es esencial para salvaguardar nuestro medio ambiente, sino también para mejorar la resiliencia de las empresas».

«Esta encuesta pone de relieve la importancia de adoptar un enfoque holístico, inculcar la responsabilidad en todos los niveles de la organización y adoptar nuevas tecnologías y colaboraciones. Aunque hay retos que superar, las empresas que adoptan plenamente la circularidad ven beneficios significativos, desde el control de costes hasta la mejora de la reputación. Debemos actuar ahora para que la circularidad sea la norma en las industrias mundiales», concluye.

La encuesta fue realizada por Sapio Research en octubre de 2023, y en ella se recogieron opiniones de 3.304 responsables de la toma de decisiones industriales de 12 países, entre ellos Estados Unidos, China, India, Reino Unido, Suecia, Alemania, Francia y España. Los encuestados representaban a diversos sectores, como la energía, los metales, los productos químicos, el petróleo y el gas, el marítimo, la minería y los servicios públicos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *