Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Ecovidrio en colaboración con la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Valencia han puesto en marcha la campaña “El Vidre a Banda”, una iniciativa pionera cuyo objetivo es promover y facilitar el reciclado de los envases de vidrio durante las Fallas 2014. Una época de gran generación de este tipo de residuos en la que además, se hace más complicado el reciclado de este material, al ser desplazados los contenedores debido a la actividad propia de las fiestas.

recogida de vidrio en Fallas de Valencia
La fallera mayor de la falla Olivereta-Cerdà y Rico, Belén Chulià, en la presentación de la campaña

La campaña ha sido presentada en un acto de prensa que ha contado con la presencia de la Concejala de Medio Ambiente, Maria Àngels Ramón-Llin, el presidente de la Comisión Olivereta- Cerdà y Rico, Juan Banacloy, y el director de Marketing de Ecovidrio, Borja Martiarena.

Así, por segundo año consecutivo, la asociación sin ánimo de lucro vuelve a volcarse con Valencia, a través de una campaña que ya ha involucrado a 107 comisiones falleras y, a través de estas, a los ciudadanos y establecimientos de hostelería en una prueba piloto, para fomentar el reciclado de los envases de vidrio durante las Fallas 2014.

De esta forma, “El Vidre a Banda” lanza un reto a cada una de las más de 100 comisiones falleras involucradas, con el objetivo de que cada una de ellas recicle al menos 400 kilogramos de residuos de envases de vidrio durante las fiestas. Para lograrlo deberán contar con la colaboración de los ciudadanos, comercios y establecimientos de hostelería en sus zonas de referencia, consiguiendo así implicar a todos los vecinos de su barrio para la consecución de este reto. Además, para facilitar su labor, se les proporcionará un contenedor personalizado con el nombre de la falla, en el que poder depositar sus residuos para su posterior reciclado. En paralelo, los falleros también contarán con un carrito personalizado de gran capacidad con el que podrán recoger los residuos de envases de vidrio en los diferentes establecimientos, facilitando así el transporte y volcado de los residuos en los contenedores.

El reto para cada falla se ha fijado en la recogida de 400 kilos de envases de vidrio, para su posterior reciclado, pudiendo así optar a un premio como recompensa a su esfuerzo

Todas las fallas implicadas que hayan recogido al menos 400 kilos para su posterior reciclado entrarán en el sorteo de un premio, como recompensa a su esfuerzo: una gratificación consistente en elequipamiento y mejora de las instalaciones en su casal por valor de 720 euros.

Esta campaña supone el pistoletazo de salida de un plan que contempla la extensión de la iniciativa a lo largo de todo el año, previendo involucrar a todas las Fallas de Valencia y provincia, implantándose además en otras fiestas de la Comunidad como Fogueres, Moros i Cristians o la Magdalena. Por ello, mensualmente volverá a llevarse a cabo un sorteo entre las comisiones que continúen con la iniciativa tras la celebración de las Fallas y que superen esos 400 kilos de envases de vidrio reciclados.

El reciclado de envases de vidrio tiene multitud de beneficios para el medio ambiente

Con un gesto tan sencillo como el de separar las botellas, botellines, tarros y frascos usados para depositarlos después en los iglúes, reducimos el consumo de energía, ahorramos materias primas y disminuimos los vertederos y la contaminación del aire.

Es importante recordar que los contenedores de vidrio situados en las calles, sirven para recoger únicamente los envases de vidrio: botellas, botellines, tarros y frascos que se consumen en el sector de la hostelería, la restauración y el catering y en los hogares. Hay otros materiales, como pueden ser la cerámica u otros tipos de vidrio (platos, vasos, cristales de ventanas, etc.), que al tener una composición distinta a la del vidrio de los envases, deben ser depositados en los puntos limpios de los pueblos y ciudades.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *