Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Ecovidrio recuperó en las Navidades de 2014 el 17% del total de vidrio reciclado en todo el año. Este 2015, la entidad espera recuperar más de 120.000 toneladas de envases de vidrio –casi un 20% del total anual–, para lo que cada español tendría que reciclar 8 envases en estas fechas.

Ecovidrio espera recuperar estas Navidades casi el 20% del total de vidrio reciclado en todo el año
En Navidades aumenta el consumo de envases de vidrio y también su reciclaje

Las Navidades son una época de celebración y como consecuencia de aumento del consumo. Tanto en los hogares como en el sector hostelero, el consumo de envases de vidrio como vino, cava, sidra, etc. se multiplica durante estas fechas. En este sentido, Ecovidrio quiere fomentar entre la sociedad unas navidades más sostenible reciclando más para reducir así el impacto medioambiental. Por ello animamos a todos los ciudadanos a que se impliquen en esta acción”, señala José Manuel Núñez-Lagos, Director General de Ecovidrio.

Reciclar vidrio tiene grandes beneficios medioambientales como la reducción de las emisiones de CO2 y el ahorro de materias primas y energía. Si cada ciudadano recicla 8 botellas de vidrio se ahorraría la energía que equivaldría a cargar la batería de un smartphone durante más de dos años o de una tablet durante un año, y a poner más de 8 lavadoras con la ropa de una familia de 4 miembros. Además, se lograría una reducción de más 80.000 toneladas en las emisiones de CO2 a la atmósfera y se evitaría la extracción de 145.000 toneladas de materias primas.

La media anual de reciclado de vidrio en España se sitúa en 14,8 kg por persona, equivalente a 56 envases por ciudadano. Según los últimos datos disponibles, correspondientes al ejercicio 2014, Ecovidrio gestiona la recogida selectiva y el reciclado de 694.325 kg de envases de vidrio, lo que equivaldría a 2.650 millones de envases.

Beneficios para el medio ambiente

Ecovidrio garantiza que el 100% del vidrio que se recupera en los contenedores es reciclado para fabricar nuevos envases de vidrio y lograr múltiples beneficios para el medio ambiente y la sociedad.

En 2014 se evitó la extracción de 833.000 toneladas de materias primas, se ahorró 1.800.000 MWh de energía. Además, se evitó la emisión de 465.000 toneladas de CO2 a la atmósfera, que solo podrían revertirse plantando medio millón de árboles y preservándolos durante 100 años.

Los contenedores de vidrio situados en las calles sirven para recoger únicamente los envases de vidrio: botellas, botellines, tarros y frascos que se consumen en los hogares y en el sector de la hostelería, la restauración y el catering. Hay otros materiales como la cerámica u otros tipos de vidrio (platos, vasos, cristales de ventanas, etc.), que al tener una composición distinta a la del vidrio de los envases, deben ser depositados en los puntos limpios de los pueblos y ciudades.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *