Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El pasado 21 de abril, Zero Waste Europa, la Oficina Europea de Medio Ambiente (EEB), CHEMTrust y Amigos de la Tierra Europa, publicaron un documento conjunto en el que analizaban la relación entre la economía circular y la ley sobre sustancias químicas REACH (Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de Sustancias y Preparados Químicos).

El documento analiza la relación entre la economía circular y la ley sobre sustancias químicas REACH
Una vez que el material reciclado vuelve a entrar en la economía, debe cumplir con la legislación química. Foto: Andy Schultz (cc)

La interacción entre las normativas de residuos, productos y sustancias químicas es un aspecto clave de la economía circular. Una vez que un producto se convierte en residuo está exento de la normativa REACH. En cambio, la legislación de residuos de la UE controla quién es el responsable del material desechado, quién puede gestionar los residuos, cómo deben ser tratados y además restringe su comercio en Europa y en otros continentes.

Si los residuos deben volver a entrar en la economía, bien como material reciclado incorporado en nuevos productos o para su comercialización como materia prima secundaria, es necesario garantizar que estos se han procesado de una forma adecuada que permita obtener un producto seguro. Una vez que el material ya no se considera residuo, la normativa REACH se aplica sobre el nuevo producto.

En el documento se presentan varios principios fundamentales para mejorar la economía circular, como por ejemplo, la eliminación de sustancias problemáticas en productos que se encuentran en la fase de diseño, el fomento de la investigación y el desarrollo de procesos para la eliminación de sustancias peligrosas de los residuos y la mejora de la información que se ofrece a las empresas sobre productos químicos.

El documento también señala que una vez que el material reciclado vuelve a entrar en la economía, debe cumplir con la legislación química.

Como conclusión, el texto afirma que la UE debería centrarse en la creación de una economía circular limpia. De lo contrario existirá un mayor riesgo de una futura pérdida de confianza pública y del mercado hacia los materiales reciclados. La principal preocupación para los recicladores es la presencia de sustancias peligrosas en el materia,l y no el REACH y las políticas dobre productos químicos.

Así, el enfoque de la UE debe centrarse en eliminar estas sustancias peligrosas de los productos y residuos, y no poner en peligro la salud pública y el medio ambiente por eximir a determinadas clases de empresas o productos de los requisitos de seguridad y por imposibilitar la identificación de los materiales contaminados en el futuro.

Fuentes:
Economía Circular
Zero Waste Europe

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *