La entidad asegura que España es el 7º país que más envases recicla y que el uso del contenedor amarillo y azul ha subido un 32% en los últimos 5 años.

RESIDUOS DE ENVASES
La gestión de residuos de envases está en el centro de la polémica. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

Tras la publicación esta semana del informe de Changing Markets “Más Residuos, Más Beneficio: quién sale ganando con la crisis del plástico en España”, en el que se acusaba a Ecoembes de proteger los intereses económicos de las cadenas de supermercados y la industria de alimentación y bebidas en detrimento del reciclaje de envases, esta entidad ha emitido un comunicado en el que tacha el estudio de «ejercicio de desinformación reincidente basado en el nulo rigor técnico de quienes reclaman una solución íntegra y urgente a la gestión de residuos urbanos y a la vez, tratan de dinamitar el actual modelo de recogida selectiva de envases domésticos que lleva casi 25 años funcionando en España».

Ecoembes cuestiona que se ponga el «foco constante en los envases domésticos –el 8% del total de residuos urbanos–», pese a que «el uso del contenedor amarillo y azul ha subido un 32% en los últimos 5 años».

El SCRAP (sistema colectivo de responsabilidad ampliada del productor) de envases recuerda también que «España es hoy, según la Comisión Europea, el 7º país de la UE que más envases recicla, por encima de Alemania o Dinamarca». Y que la propia legislación «marca que las empresas deben sufragar el coste de la gestión de los residuos de envases, y no los ciudadanos a través de sus impuestos». Ese es precisamente el cometido de Ecoembes, que «a diferencia de como se indica en el informe –asegura–, no reparte beneficios entre accionistas, cuyos ingresos se dirigen por Ley a sufragar el coste de la recogida y reciclaje de los envases, y cuyo consejo de administración no cobra por el desempeño de esta responsabilidad».

En su comunicado, Ecoembes insiste en que «a la vista de las estadísticas oficiales de la Comisión Europea, no parece que el modelo de reciclaje de envases domésticos en España necesite un cambio radical sino una evolución razonable, ambiciosa y siempre adaptada a los desafíos ambientales que como país tenemos sobre la mesa». Y asegura que «la futura ley de residuos es una enorme oportunidad de poner el foco y avanzar de una manera más firme en la prevención, la reducción, la reutilización y el reciclaje de todos los residuos que generamos».

Finalmente, el SCRAP acusa al informe de devaluar «el enorme esfuerzo conjunto que ciudadanos, municipios y empresas están llevando a cabo para que el reciclaje de envases sea un hábito medioambiental cada vez más extendido entre la población», y lamenta que «arrojar información falsa y distorsionada al respecto no solo no mejora el medioambiente, sino que contamina el debate público y nos aleja de la toma de decisiones racional basada en las evidencias y en la asunción colectiva de responsabilidades».

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *