Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El Instituto Superior de Medio Ambiente imparte este curso, con un claro enfoque práctico, dirigido a los profesionales responsables de la gestión de espacios contaminados.

La reciente publicación de la Ley 5/2013, de 11 de junio, por la que se modifican la Ley 16/2002 IPPC y la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados, y del Real Decreto 815/2013 que la desarrolla, ha supuesto un paso adelante en la protección del suelo y las aguas subterráneas frente a la contaminación causada por fuentes puntuales de origen industrial.

Esta nueva ley IPPC no sólo ha servido para trasponer la Directiva de Emisiones Industriales (D 2010/75/UE) sino que trae de la mano una simplificación de los trámites administrativos para la obtención de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) y supone un claro avance en la convergencia de las normativas de protección del medio atmosférico, protección del suelo y las aguas subterráneas, gestión de residuos y responsabilidad medioambiental.

En este nuevo contexto, la protección del suelo y las aguas subterráneas cobra una importancia sin precedentes. La figura central del nuevo mecanismo de protección del suelo y las aguas subterráneas frente a la contaminación recae sobre el concepto de comparación cuantitativa, que se articula mediante tres requisitos:

  • Presentación del Informe Base como parte de la solicitud de la AAI.
  • Establecimiento en la AAI de requisitos para el control periódico del suelo y las aguas subterráneas durante el periodo de actividad de las instalaciones, así como tras su cese definitivo.
  • Obligación de restauración del suelo y las aguas subterráneas en caso de contaminación de acuerdo a lo establecido en el Anexo II de la Ley 26/2007 de Responsabilidad Medioambiental.

Por tanto, el Informe Base se convierte en el instrumento clave para reflejar el estado del suelo y de las aguas subterráneas anterior al inicio de la actividad y permitir una comparación cuantitativa durante los controles periódicos y tras su clausura.

Estos nuevos requisitos vienen a integrarse con el marco normativo vigente para la gestión de suelos contaminados, derivados de la Ley 22/2011 de Residuos y del Real Decreto 9/2005, de Suelos Contaminados, en cuanto a evaluación de la calidad del suelo, valoración de riesgos y restauración de emplazamientos.

Con el fin de seguir proporcionando la mejor capacitación a los profesionales responsables de la gestión de espacios contaminados, el Instituto Superior de Medio Ambiente imparte el curso de Contaminación de Suelos y de las Aguas Subterráneas.

Con un claro enfoque práctico, el curso proporciona las herramientas de diagnóstico necesarias para evaluar la calidad del suelo y las aguas subterráneas ante episodios de contaminación puntual de origen industrial, aborda estrategias y técnicas para la planificación del muestreo, profundiza en la metodología del análisis cuantitativo de riesgos (ACR) y perfila las principales tecnologías disponibles para la recuperación de suelos y aguas subterráneas contaminados.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *