Estas películas están basadas en el alginato de sodio, un polímero natural de las algas marinas, y son saludables y seguras para la salud y el medio ambiente, según los responsables de la investigación.

Crean films comestibles para envasar alimentos
Rammohan Aluru (izquierda) y Grigory Zyryanov (derecha), como parte de un equipo de químicos, han creado films comestibles para alimentos a base de algas (en una placa de Petri). Foto: Andrey Fomin/ URFU

Un grupo internacional de científicos de la India y Rusia ha creado films comestibles para envasar todo tipo de alimentos como frutas, verduras, aves, carne y marisco. Estas películas están compuestas por ingredientes naturales, y son seguras para la salud y el medio ambiente. Además, son solubles en agua y se disuelven casi en un 90% en 24 horas. La descripción de la investigación y los resultados de los experimentos se han publicado en la revista Journal of Food Engineering.

«Hemos creado tres tipos de películas alimentarias basadas en un conocido biopolímero natural de algas marinas, el alginato de sodio«, explica Rammohan Aluru, investigador principal del laboratorio de síntesis orgánica de la Universidad Federal de los Urales y coautor del artículo. «El alginato de sodio es una macromolécula de hidratos de carbono que tiene propiedades potenciales de formación de películas tras la hidrólisis y que existe en abundancia en las paredes celulares como una mezcla de varias sales. La mayor ventaja del alginato de sodio es que se comporta como un gel líquido en un medio acuoso».

Las moléculas de alginato se reticulan con un antioxidante natural, el ácido ferúlico. Esto hace que la película no sólo sea fuerte, sino también homogénea, más rígida, y prolonga la vida de los productos.

«Los alimentos se mantienen frescos durante más tiempo gracias a los componentes antioxidantes que ralentizan los procesos de oxidación», explica Grigory Zyryanov, profesor del Departamento de Química Orgánica y Biomolecular de la Universidad Federal de los Urales. «Además, podemos añadir a las películas agentes antivirales naturales, que también prolongarán la vida útil de los alimentos. El ajo, la cúrcuma y el jengibre contienen compuestos que pueden impedir la propagación de los virus».

Según los autores, no se requiere ningún equipo especial para la producción de estas películas, que se podrían usar como sustituto del plástico film convencional. A escala industrial, pueden ser desarrollados por los fabricantes de productos alimentarios y films.

«También puede producirse en una planta de producción de polímeros. La única condición es que cumpla las normas que se aplican a la producción de alimentos. Y si una fuente inagotable de algas es el océano, será bastante sencillo crear este tipo de films», añade Grigory Zyryanov.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *