Mediante visión e inteligencia artificial, el proceso ofrece unos niveles de recuperación de hasta el 70% de los materiales valorizables, generando entre 50 y 100 millones de ingresos anuales al sector europeo del reciclaje.

Nueva tecnología para la recuperación de residuos de vehículos fuera de uso

Calaf Grup ha culminado el proyecto LIFE PST SORT con el desarrollo de una tecnología que permitiría, sólo en Europa, la recuperación anual de cerca de un millón de toneladas de residuos valorizables provenientes de vehículos fuera de uso (VFU).

La nueva tecnología de recuperación y valorización de residuos, desarrollada por Picvisa, una de las compañías del grupo empresarial, podría generar entre 50 y 100 millones de euros de ingresos anuales al sector del reciclaje europeo, un 13% del total vinculado a empresas españolas.

En el marco del proyecto, se ha construido una planta experimental de recuperación de residuos valorizables de VFU, ubicada en Calaf (Barcelona), destinada a la demostración industrial para la posterior implantación en empresas de reciclaje. Con una superficie aproximada de 1.000 m2, se trata de una planta totalmente automatizada que utiliza visión e inteligencia artificial de Picvisa para reconocer y extraer los materiales reciclables, obteniendo unos niveles de recuperación de hasta un 70%.

Los principales materiales recuperados en el proceso son plásticos, metales, caucho, espuma de poliuretano, textiles, vidrio, papel y cartón, madera y componentes electrónicos. Además, esta innovadora tecnología también podrá aplicarse a otros sectores de reciclaje de residuos industriales o urbanos, más allá de la automoción

Tal como explica Miriam Pujol, consejera delegada de Calaf Grup, “nuestro grupo está realizando una fuerte apuesta por la innovación para contribuir al tránsito hacia la economía circular. Por ello, estamos muy orgullosos de que la solución tecnológica desarrollada por Picvisa suponga un avance decisivo para el sector del reciclaje ya que esta tecnología se exportará a múltiples industrias, más allá del reciclaje y recuperación de materiales de vehículos”.

En este sentido, Joan Manel Casamitjana, CEO de Picvisa, destaca que “esta tecnología cuenta con un inmenso potencial porque ya se ha aplicado con éxito en la recuperación de residuos reciclables de aparatos eléctricos y electrónicos, residuos de vidrio, residuos de envases plásticos y escorias de incineración de residuos urbanos”.

El proyecto LIFE PST SORT, desarrollado en un periodo de 3 años, ha supuesto una inversión de 1,5 millones de euros, contando con la cofinanciación de cerca del 50% por parte de la Comisión Europea. Se trata de un ambicioso proyecto seleccionado en 2018 por el Programa LIFE de la Unión Europea, para contribuir a la protección del medioambiente y la acción climática, en línea con los objetivos del Pacto Verde Europeo.

Reducción de hasta 4 kg de CO2 por kg de residuo tratado

En Europa se contabilizan entre 6 y 8 millones de coches fuera de uso al año, de los cuales se generan 1,5 millones de toneladas de residuos que se envían a vertederos o a plantas de incineración. La aplicación de esta innovación puede contribuir a una reducción de emisión de gases a efecto invernadero equivalente a hasta 4 kilogramos de CO2 por kilogramo de residuos tratado, contribuyendo así a poner solución a uno de los problemas asociados al impacto de la industria del automóvil.

Según la compañía, en el transcurso del proyecto, se ha demostrado una rentabilidad basada en un periodo de retorno de la inversión, para la empresa recicladora que apueste por esta tecnología, de entre 2 y 7 años. La solución tecnológica redundará en unos ingresos que pueden variar entre 50 y 95 euros por tonelada de residuos tratado, es decir, de 10 a 25 euros por vehículo fuera de uso.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *