Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

C&A lanza su programa de recogida de ropa ‘We Take it Back’. Los consumidores de España y Portugal ahora pueden traer ropa, ropa de hogar y calzado que ya no quieran seguir usando a su tienda para darles una nueva vida.

En colaboración con I:Collect (I:CO), proveedor de soluciones mundial dedicado a la recogida, clasificación, reutilización y reciclaje de textiles y calzado usados, C&A colocará cajas de recogida en sus 84 tiendas en España y en las 32 tiendas que tiene en Portugal. C&A ya ofrece una opción para la ropa no deseada a sus clientes de Bélgica, Luxemburgo, Holanda, Suiza y Alemania. Desde que se puso en marcha este programa, C&A ha recogido más de 600.000 kg de textiles y calzado para su reutilización o reciclaje.

Nuestro enfoque se basa en la idea de que debemos llevar nuestro sector del modelo “fabricar, usar y tirar” a un modelo en el que cada prensa se diseñe para su próxima vida. Nuestro programa We Take it Back y los artículos con Certificado Cradle-to-Cradle™ de nuestra colección #WearTheChange son claros ejemplos de esta visión circular. La transición a una industria de la moda totalmente circular supondrá un reto y requerirán de tiempo y de enfoques holísticos. El desarrollo de un sistema de recogida y clasificación efectivo en todo el mundo y de nuevas tecnologías de reciclaje, el apoyo a las nuevas empresas innovadoras, y el uso de materiales reciclados en nuestra ropa son pasos de gran importancia en este sentido,” comentó Jeffrey Hogue, Global Chief Sustainability Officer de C&A.

Tras su recogida en las tiendas C&A, I:CO organiza el transporte de todos los artículos a las fábricas de procesado. En estas fábricas, cada prenda se clasifica a mano según su mejor opción de uso siguiendo la jerarquía de gestión de residuos internacionalmente reconocida Reusing before recycling.

Alrededor del 60% de los artículos recogidos llega a tener una nueva vida como productos de segunda mano. La mayoría de los artículos restantes serán reciclados para convertirse en nuevos productos. En concreto, los textiles absorbentes se utilizan para fabricar trapos y paños de limpieza. Otros textiles son convertidos en fibras y sirven como materia prima en la fabricación de materiales de aislamiento, telas de cobertura para pintores o como relleno para muebles o asientos de vehículos. Durante el proceso de clasificación, los accesorios metálicos como botones o cremalleras se separan para su uso en la industria metalúrgica. Incluso el polvo generado durante el proceso de reciclado mecánico se prensa en briquetas para la industria del cartón.

Una pequeña parte de los artículos inservibles puede permanecer en un bucle cerrado dentro de la industria textil: las fibras recuperadas pueden reconvertirse en hilo para fabricar nuevos tejidos.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *