Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Las instalaciones funcionan de manera experimental y se están llevando a cabo los primeros ensayos de compostaje y de producción de biochar, así como las pruebas de calidad del producto.

Planta de compostaje Circle Carbon

El conseller de Medi Ambient i Territori del Govern Balear, Miquel Mir, y el director general de Residus i Educació Ambiental, Sebastià Sansó, visitaron este miércoles la planta de compostaje Circle Carbon, en Bunyola (Mallorca), donde se desarrolla un proyecto piloto para producir y comercializar biocarbón.

Este proyecto, que cuenta con una subvención de casi 109.000 euros financiados gracias al Impuesto de Turismo Sostenible (ITS), tiene como objetivo desarrollar unas instalaciones capaces de elaborar compost de alta calidad a partir de residuos orgánicos y de cocina, así como de restos de poda y jardinería. Con los restos más húmedos se lleva a cabo el compost y con los más secos se produce el biocarbón (conocido también por su nombre en inglés, biochar), un material que se obtiene a partir de la pirólisis de la madera y que mejora las condiciones del suelo.

Las instalaciones funcionan de manera experimental y se están llevando a cabo los primeros ensayos de compostaje y de producción de biochar, así como las pruebas de calidad del producto. El objetivo es constituir un ejemplo para la implementación de instalaciones similares.

Varios estudios demuestran que el uso de este tipo de carbón mejora la retención de nutrientes y la humedad, incidiendo positivamente en la estructura y porosidad del suelo. Además, se retiene el carbono presente en la madera, puesto que no se libera hacia la atmósfera sino que queda retenido en el material.

Mir destacó la importancia de poner en marcha proyectos como el de Circle Carbon «para dar un giro radical a la gestión de residuos y abrir las puertas a un modelo circular, donde la reutilización pase a ser la clave de un mundo más sostenible». Por su parte, Sansó explicó que esta iniciativa ejemplifica qué significa desplegar la Ley de residuos: «dejar de entender los residuos como un problema y empezarlos a tratar como un recurso».

Este es uno de los 14 proyectos seleccionados en la convocatoria para impulsar la economía social y circular, gestionar de manera sostenible los residuos turísticos y crear lugares de trabajo con personas en riesgo de exclusión, dotada con 700.000 euros provenientes del fondo ITS,

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *