Hasta el momento no se ha determinado la existencia de un brote en las instalaciones, aunque se investiga si el foco de origen está asociados a la actividad que desarrollan en la planta las personas infectadas.

Se investiga un posible brote de fiebre Q en la planta TMB de Bizkaia
Exterior de la Planta de TMB de Bizkaia. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

La Diputación Foral de Bizkaia ha requerido a la dirección de la UTE TMB, que gestiona la planta de Tratamiento Mecánico Biológico de Bilbao, toda la información de la que disponga en relación con los dos casos de fiebre Q en esta planta confirmados por el Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales, Osalan.

A tenor de la información transmitida por la empresa explotadora de la planta, Osalan no ha determinado, hasta el momento, la existencia de un brote en las instalaciones, por lo que no ha decretado la adopción de medidas que afecten a la actividad que se desarrolla en las mismas.

Cabe recordar que hace ahora siete años, en abril de 2014, ocho trabajadores de esta misma planta de tratamiento de residuos resultaron afectados por un brote de fiebre Q originado por la presencia de restos animales. Entonces, la actividad de la instalación se tuvo que interrumpir durante dos meses para proceder a su vaciado y limpieza.

La sociedad pública foral Garbiker tuvo conocimiento el pasado jueves de la existencia de los dos casos confirmados en la plantilla de TMB y realizó un requerimiento oficial a la empresa responsable de la gestión diaria de la planta para que ponga a su disposición toda la información de la que disponga en torno al motivo que ha podido generar la enfermedad de las personas de la plantilla, para determinar si el foco de origen está asociados a la actividad que desarrollan en la planta.

Asimismo, la sociedad foral ha pedido el informe de vigilancia de salud que realice la entidad contratada a tal efecto por la UTE TMB, así como el análisis detallado del cumplimiento del protocolo interno sobre prevención y salud. También ha solicitado a la empresa que gestiona la planta que presente sus conclusiones sobre lo ocurrido y, en el caso de que fuera necesario, qué medidas se van a adoptar.

La planta de TMB cuenta con un protocolo de seguridad para evitar posibles riesgos biológicos que es el más riguroso de este tipo de plantas en toda Europa y recoge medidas de protección colectiva e individual.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *