Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Adecuar la frecuencia de recogida, ubicación y número de contenedores y mejorar la concienciación ciudadana sobre la separación en origen de los residuos domésticos fueron algunas de las claves a las que apuntaron los representantes de municipios y mancomunidades.

Camión de recogida selectiva de residuos
Bizkaia estudia posibles medidas que ayuden a mejorar los índices de recogida selectiva. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

La sociedad Garbiker, dependiente de la Diputación Foral de Bizkaia, celebró ayer, en colaboración con Ecovidrio, una jornada de trabajo en la que participaron 40 técnicos responsables del área de medio ambiente de ayuntamientos y mancomunidades de Bizkaia, y en la que se analizaron las posibilidades de mejora de la recogida selectiva de residuos en el territorio.

La jornada tuvo lugar en el Centro de Interpretación Ambiental deArtigas, en Bilbao, y contó con la participación del director gerente de Garbiker, Josu Bilbao, que subrayó la importancia de la colaboración de todos los agentes que participan en la recogida de residuos en Bizkaia, porque “las experiencias de unos pueden ayudar a las necesidades de otros, porque de la puesta en común de situaciones y experiencias podemos aprender todos. Y ese aprendizaje va a servir para mejorar el servicio que prestamos a la ciudadanía”.

Durante la jornada se avanzó que la Diputación estudia implantar nuevos sistemas de recogida en el caso de los envases ligeros

Bilbao marcó como objetivo llegar a las tasas de recogida selectiva marcadas por el Gobierno Vasco para 2025 y por la Unión Europea para 2030. Asimismo, se trasladaron algunos retos en relación a la fracción orgánica, como el incremento progresivo de las cantidades recogidas de biorresiduos, la promoción del uso de compost por parte de los municipios o el logro de una reducción de la presencia de rechazos en los contenedores marrones para orgánicos.

Además, el responsable de Garbiker avanzó que la Diputación estudia implantar nuevos sistemas de recogida en el caso de los envases ligeros.

Municipios y mancomunidades, por su parte, aportaron reflexiones en torno a posibles adecuaciones de frecuencias, ubicación y número de contenedores y remarcaron la necesidad de realizar campañas para concienciar a la ciudadanía en la necesidad de realizar una buena separación de los residuos, resaltando la oportunidad de trabajar conjuntamente entre las diferentes instituciones.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *