Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El Ayuntamiento de Barakaldo (Bizkaia) lleva meses trabajando en la eliminación de estos focos de vertido y pide a la ciudadanía que haga uso de los medios disponibles para una correcta gestión de residuos, como los contenedores, el punto limpio o el servicio municipal de recogida de voluminosos.

Un 60% de Barakaldo es terreno no urbano; una característica que convierte a la ciudad en una zona sensible ante quienes no se preocupan por eliminar los residuos en las zonas habilitadas para ello. El estudio encargado por el Área de Disciplina Urbanística y Medio Ambiente para detectar los vertederos incontrolados de la ciudad ha señalado 65 zonas de vertido incontrolado, la mayoría de ellas en núcleo no urbano.

El Ayuntamiento lleva meses trabajando en la eliminación de estos focos de vertidos que se generan en la ciudad. Para ello, además de alertar sobre las posibles sanciones a las que se arriesgan quienes incumplan la ley, se ha estado colaborando con Protección Civil en la limpieza de diversas zonas. “En total se ha trabajado en la limpieza de 40 zonas de la ciudad, sobre todo en los caminos cercanos al monte”, explicó Gorka Zubiaurre, concejal de Disciplina Urbanística y Medio Ambiente.

Ahora el equipo de gobierno ha dado un paso más y ha elaborado un plan mediante el cual cinco personas se encargarán exclusivamente de la limpieza de los vertidos; un equipo al que además se ha dotado de un vehículo adecuado para el desarrollo de esta labor. “Estas personas comenzarán en enero con las labores de limpieza”, aclaró Zubiaurre. En un primer momento se empezará eliminando vertidos en los núcleos urbanos, como los alrededores de los centros comerciales de Max Center y Megapark. “Se está elaborando un plan de trabajo minucioso que recoja todas los espacios afectados”, indicó.

Según se especifica en el estudio, se han identificado 65 zonas en las que las y los vecinos depositan residuos de diversa tipología “en su mayoría residuos de construcción, voluminosos, residuos sólidos urbanos…, pero también restos de podas y talas y bidones”, detalló Zubiaurre. “Existen zonas adaptadas expresamente para deshacerse de estos residuos, tanto en el Garbigune (punto limpio) como en los diferentes contenedores que tenemos en la ciudad o, el servicio de recogida de muebles del Ayuntamiento, recordó el concejal de Medio Ambiente. “Quien quiera hacer de Barakaldo un vertedero debe saber que se enfrentará a las correspondientes sanciones”, que oscilan entre los 300 y los 1.202.024 euros, en función de su gravedad.

MEDIDAS CONTRA LOS VERTIDOS

Para controlar los vertidos en las zonas de monte, el Ayuntamiento ha colocado señales de Prohibido el paso de vehículos no autorizados en siete caminos sensibles a la aparición de residuos. “La mayoría se han instalado en zonas no urbanas que cuentan con algún valor paisajístico o riqueza natural para poder así ponérselo más difícil a quienes quieren realizar estos vertidos y poder preservar el valor de estas zonas”, explicó Zubiaurre.

Además, desde el Ayuntamiento se ha solicitado la limpieza de espacios privados en los que también se habían detectado vertidos incontrolados, como son las zonas de Burtzeña y Kastrexana. “En ambos casos, tanto Burtzeña Parkea como la Diputación Foral de Bizkaia, propietaria del terreno de Kastrexana, han respondido de manera positiva limpiando la zona y colocando un vallado”, agradeció el concejal.

El nuevo plan contra los vertidos incontrolados puesto en marcha por el Ayuntamiento de Barakaldo está apoyado por Inguralde a través del Plan de Empleo Local y persigue la limpieza de las zonas más sensibles a convertirse en vertederos incontrolados. “Desde el Ayuntamiento estamos poniendo de nuestra parte, pero también es necesario que quienes han tomado por habituales están malas prácticas se sensibilicen con el daño que están haciendo a la ciudad y cambien de actitud. Mientras esto no suceda, en el Ayuntamiento continuaremos persiguiendo al infractor”, concluyó el edil.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *