Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Las Islas Baleares han incrementado la recogida selectiva de residuos de envases de vidrio en casi un 40% en los últimos cinco años.

Islas Baleares, a la cabeza del reciclaje de vidrio en España
La ratio de contenerización en Baleares está por encima de la media estatal. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

La recogida selectiva de residuos de envases de vidrio, a través del contenedor verde, en las Islas Baleares alcanzó las 47.537 toneladas en 2019, según los datos facilitados por Ecovidrio. Esta cifra comporta un incremento del 5,2% respecto de 2018 y del 39% en los últimos cinco años.

Debido a la alta población flotante que provoca el turismo, en las Islas Baleares no se calcula el porcentaje de kilos reciclados por habitantes, sino que se hace teniendo en cuenta el índice de presión humana (IPH). Así, en 2019, el archipiélago recicló 31,6 kg/IPH de envases de vidrio, una cifra bastante superior a la media estatal, de 19 kg/habitante.

Por islas, Ibiza y Formentera registran la cifra más alta (42,5 kg/IPH), seguida de Menorca (26,3 kg/IPH) y Mallorca (25,6 kg/IPH). Hay que destacar, además, que Palma (21,7 kg/IPH) se sitúa como una de las diez capitales de provincia con mejores cifras de reciclaje de vidrio.

Según los cálculos de Ecovidrio , las 47.537 toneladas de vidrio reciclado el 2019 han evitado la emisión de 26.411 toneladas de CO2, que equivalen a retirar más de 12.800 coches de las carreteras durante un año; la extracción de 54.447 toneladas de materias primas y el consumo de 33.951 MW de energía, equivalentes al consumo energético de todos los hospitales del archipiélago durante casi cuatro meses.

Durante 2019, Ecovidrio instaló 177 nuevos contenedores verdes en el archipiélago, que suman ya un total de 5.774. Esta cifra sitúa la ratio por habitante en un contenedor para cada 199 habitantes. En este sentido, las Islas Baleares se sitúan por encima de la media estatal (un contenedor por cada 204 habitantes).

El director general de Residuos y Educación Ambiental, Sebastià Sansó, celebra los resultados: «creemos que la colaboración entre Ecovidrio y las diferentes administraciones es buena y está dando sus frutos. Estamos convencidos de que la apuesta de dedicar esfuerzos y recursos a los grandes generadores como bares y restaurantes, centrados especialmente en verano, es la más adecuada. Debemos seguir en esta línea para avanzar aún más y hacer efectivos los objetivos ambiciosos y las directrices que marca la Ley de residuos y suelos contaminados de las Islas Baleares».

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *