El documento contempla el impulso de la recogida selectiva, especialmente de la materia orgánica, con la instalación de nuevos contenedores para las fracciones reciclables y la reducción de los de la fracción resto.

El Pleno del Ayuntamiento de Alicante acordó la semana pasada la aprobación inicial del Plan Local de Residuos de Alicante. El documento sienta la bases para sacar a concurso la nueva contrata, previsto para antes de finalizar el año.

El nuevo Plan de Residuos de Alicante se sustenta sobre cuatro grandes ejes: fomentar la conciencia ciudadana, reducir la producción de residuos, mejorar la separación en origen y hacer más eficiente la recogida selectiva. Para ello contempla, la implantación de cerca de 4.000 nuevos contenedores de selectiva (orgánica, envases, papel y cartón, y vidrio), al tiempo que se reducirán los de la fracción resto tanto en número como en tamaño. También se organizarán de forma más eficiente en islas de recogida selectiva, y se aumentará en tres el número de ecoparques con sus ecopuntos móviles y ecopuntos de proximidad para fomentar esta recogida separada y de otros residuos como puedan ser los aceites domésticos, entre otros.

Por otro lado, el documento contempla fomentar la recogida puerta a puerta para cartón en zonas comerciales y en los mercadillos, así como de los residuos voluminosos y enseres, y de forma particular, con sistemas de cooperación a través del canal Horeca para los envases de la hostelería con Ecoembes y Ecovidrio, entre otras alternativas.

El nuevo plan amplía la recogida de poda en zonas rurales y el desarrollo del compostaje a través de la extensión a todos los barrios del quinto contenedor para la recogida de los residuos orgánicos, que permitan producir un compost de alta calidad en la planta de tratamiento (CETRA). En las zonas diseminadas en pedanías se fomentará el compostaje comunitario.

Otro de los aspectos contemplados es la recogida de residuos para la Isla de Tabarca con un tratamiento similar al de cualquier otro barrio de la ciudad, así como la ampliación del número de papeleras de las 7.891 actuales a 9.231 señalizadas para alcanzar la ratio de 27 papeleras por cada 1.000 habitantes.

Uno de los aspectos más importantes del Plan Local de Residuos de Alicante se centra en el fomentar la concienciación ciudadana, para lo que se ha preparado una Guía de Gestión Doméstica de los Residuos, la realización de campañas específicas de concienciación, la habilitación de educadores ambientales en los ecopuntos móviles o el fomento de mercadillos de enseres o rastros para fomentar la reutilización, entre más de un centenar de medidas.

Separación en origen

La producción de residuos en Alicante en la actualidad alcanza las 194.355 toneladas año, más de media tonelada por habitante y año, y la previsión es superar las 200.000 toneladas año a 20 años vista. En este, sentido el Plan establece unos objetivos de tratamiento para cada fracción de la recogida selectiva. En el caso de la orgánica, debería alcanzar el 47,38% en 2022 para llegar al 60% en 2028, lo que representaría un aumento del 938% respecto al potencial de recogida que establece el documento.

Para conseguir llegar a estas cifras se ha previsto pasar de 88 a 2.056 contenedores de orgánica en 2022, de 1.334 a 1.654 de vidrio, de 1.045 a 2.000 de envases y de 875 a 1.971 de papel y cartón, al tiempo que se reduciría el gris de la fracción resto en 650 contenedores en 2024 para pasar de 3.423 a 2.773 depósitos.

Cronograma de actuaciones

El Plan Local de Gestión de Residuos contempla en su cronograma la aprobación de dicho plan en este 2021, junto al proyecto de gestión de ecoparques, que implica la construcción de tres nuevos en el perímetro de la ciudad, la licitación del nuevo contrato de limpieza urbana y recogida de residuos domésticos, el inicio de la recogida selectiva de materia orgánica en 2022, la implantación de 3.689 nuevos contenedores y el inicio de las obras de modernización de la planta de tratamiento.

En 2023, el objetivo establecido es alcanzar el 50% de la recogida selectiva de residuos orgánicos, la reducción de los contenedores grises, y la finalización de la ampliación del CETRA con las nuevas líneas de tratamiento de orgánica para la producción de compost. En 2024 se ha fijado el objetivo de alcanzar el 100% de la recogida separada de los residuos orgánicos del municipio.

Con esta previsión, se prevé aumentar la recogida selectiva del 30% actual al 60% en 2035, y reducir la fracción resto del 70% al 40%, minimizando el depósito en el vertedero de residuos y, por lo tanto, aumentando su periodo de vida útil.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *