Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Equipada con la tecnología “Waste to Biofuels”, esta instalación representa un gran avance en el modelo de gestión de residuos y su uso como fuente de energía renovable.

Planta de bioetanol de Abengoa en Lacq, Pau (Francia).
Abengoa cuenta con diversas plantas de producción de bioetanol en todo el mundo, como esta de Lacq, Pau (Francia)

Abengoa ha inaugurado recientemente la planta de demostración con tecnología ‘Waste to Biofuels’ (W2B), con capacidad para procesar 25.000 t de residuos sólidos urbanos (RSU) y producir hasta 1,5 ML de bioetanol apto como combustible.

La planta de demostración, ubicada en Babilafuente (Salamanca), utiliza la tecnología W2B desarrollada por Abengoa para obtener biocombustibles de segunda generación a partir de los RSU mediante un tratamiento de fermentación e hidrólisis enzimática.

Durante el proceso de transformación, la materia orgánica se somete a diversos tratamientos para obtener fibra orgánica, rica en celulosa y hemicelulosa, que posteriormente será convertida a bioetanol.

La producción de bioetanol a partir de RSU supone un gran avance tecnológico en el modelo de gestión de residuos, ya que permite aumentar las tasas de recuperación y minimizar la huella ambiental.

Este biocombustible representa una fuente de energía renovable y limpia que ayuda a reducir la dependencia de los combustibles fósiles y la emisión a la atmósfera de emisiones de gases de efecto invernadero por kilómetro recorrido hasta en un 70%.

Aplicaciones del bioetanol

El bioetanol producido en la planta W2B tiene múltiples aplicaciones como aditivo para la gasolina –aumentando su octanaje–, combustible para automóviles, producto de uso en la industria química y farmacéutica (en disolventes o cosméticos, por ejemplo) e incluso como producto intermedio en la producción de combustibles de aviación (‘jet fuel’).

Además, con este sistema forma se maximiza la recuperación de la fracción orgánica del residuo sólido urbano, evitando su vertido.

Del mismo modo, la tecnología W2B genera nuevos empleos verdes, favoreciendo el crecimiento de la economía regional y nacional, a la vez que contribuye a equilibrar la balanza de pagos del país, evitando las importaciones.

Durante la inauguración, Manuel Sánchez Ortega, consejero delegado de Abengoa, destacó que “esta planta pone de manifiesto, una vez más, la apuesta de Abengoa por la investigación y la innovación tecnológica, que le ha permitido mantener una ventaja competitiva en sus sectores de actividad, liderando proyectos con un gran potencial tecnológico, y programas en los que participan centros de investigación de referencia a nivel mundial y socios estratégicos”.

Con esta nueva planta, Abengoa consolida su posición de liderazgo e innovación en el sector de los biocombustibles, donde cuenta con una amplia experiencia, con instalaciones en numerosos países.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *