Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Casi dos mil millones de personas en todo el mundo utilizan a diario agua contaminada, principalmente por heces, cuestión que representa un riesgo para la salud mundial, según advierte un nuevo informe de Naciones Unidas.

Casi dos mil millones de personas utilizan a diario agua contaminada
El saneamiento y la higiene son requisitos fundamentales para impulsar el desarrollo y detener brotes de enfermedades. Foto: © WHO/P. Virot

El informe GLASS 2014, elaborado de forma conjunta por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y ONU-Agua, advirtió que a pesar de los miles de millones de dólares gastados en saneamiento a nivel global, 748 millones de personas no tienen acceso alguno al agua potable de forma sostenida, y se calcula que 1.800 millones más usan una fuente que está contaminada con heces.

“Si no se invierte en saneamiento los costos van a ser increíbles y la salud va a ser un gran problema”, señaló el coordinador de agua y saneamiento de la OMS, Bruce Gordon. “Deben hacerse esfuerzos extraordinarios para llevar este preciado líquido a los lugares distantes en los que las personas no tienen acceso al agua y saneamiento”, añadió.

GLASS 2014 es un estudio realizado cada dos años por la Organización Mundial de la Salud, y que en esta ocasión tiene por título “Invertir en agua y saneamiento, incrementar el acceso, reducir las desigualdades”.

Según lo expuesto por Gordon, una de cada siete personas, en su mayoría pobres y que viven en zonas rurales, todavía defeca al aire libre, contaminando el agua y creando un caldo de cultivo para ocasionar enfermedades como la diarrea, el cólera, la disentería y la fiebre tifoidea.

Asimismo, el estudio calcula que por cada dólar invertido en servicios de agua y saneamiento se puede obtener una ganancia de unos 4,3 dólares, al reducir los costos de salud, al aumentar la productividad en los puestos de trabajo y crear nuevos empleos en industrias relacionadas con la gestión de residuos.

En cambio, según la OMS, la gestión inadecuada relacionada con el abastecimiento de agua y saneamiento han ocasionado pérdidas económicas anuales de hasta 260.000 millones de dólares.

En este sentido, el informe subrayó que la mayor parte de los fondos van hacia las inversiones en agua y sólo una cuarta parte hacia el saneamiento, especialmente en Asia Meridional y África subsahariana.

Además, el agua, el saneamiento y la higiene son requisitos previos fundamentales no sólo para impulsar el desarrollo sino para detener con mayor rapidez brotes de enfermedades como el cólera o el ébola que afecta al Africa Occidental.

Avances

Por otra parte, en el plano positivo, la OMS destacó que más de 2.000 millones de personas han obtenido acceso a agua limpia en las últimas dos décadas y casi 2.000 millones obtuvieron acceso a mejores servicios de saneamiento en el mismo período.

Gracias a estos logros, el número de niños que mueren de enfermedades diarréicas se redujo de 1,5 millones en 1990 a poco más de 600.000 en 2012, refirió el informe.

Finalmente y a pesar de la inadecuada gestión de los recursos para el agua y saneamiento, la OMS estimó que se cumplirá con el Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir a la mitad la proporción de la población que no tienen acceso a este bien básico para el año 2015.

Fuente:
Campus México

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *