Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Sistemas de pago por generación, monitorización y cuantificación de residuos, videojuegos o recursos educativos serán algunas de las innovaciones que se implementarán en cuatro ciudades europeas en el marco de este proyecto.

Waste4Think usará las TIC para mejorar la gestión de residuos

La iniciativa europea Waste4Think, liderada por DeustoTech, busca promover una gestión de residuos más sostenible en el entorno urbano, aplicando nuevas soluciones de manera integral. El proyecto consiste en el uso de las TIC para reducir la generación de basuras, generar un cambio de hábitos entre la ciudadanía y mejorar la efectividad de los sistemas de gestión de desechos a lo largo de toda la cadena.

“Lo que queremos es poner en práctica soluciones que pueden estar cerca del mercado pero necesitan ser probadas en entornos reales”, explica la doctora Ainhoa Alonso, responsable de la Unidad de Energía de DeustoTech. “Son 20 soluciones innovadoras que planteamos como un sistema integral para mejorar las diferentes etapas de la gestión de residuos”, añade.

El proyecto ha establecido pilotos en cuatro municipios europeos, donde se probarán las diferentes soluciones en función de sus características: Zamudio (Bizkaia), Halandri (Grecia), Cascais (Portugal) y Seveso (Italia).

Estas ecoinnovaciones incluyen sistemas de pago por generación de residuos, monitorización y análisis de datos para la toma de decisiones, videojuegos serios para fomentar el cambio de hábitos y recursos educativos, entre otras soluciones.

En Zamudio el proyecto se centrará en la monitorización de residuos y en la puesta en práctica de un sistema de pago por generación

También se implementarán dos plantas piloto, una para el tratamiento de pañales y otra para la recuperación de residuos orgánicos urbanos como biomasa.

En el caso de Zamudio, se pondrán en marcha soluciones que responden a su realidad, es decir, un pueblo pequeño pero con una presencia industrial muy alta donde cerca del 70% de los residuos son de origen industrial.

El piloto se centrará especialmente en la monitorización y cuantificación de los desechos, así como a la puesta en práctica de un sistema de pago por generación de basuras. “Ahora estamos enfocando los esfuerzos en la participación ciudadana, entrevistándonos con tarjet groups para conocer los hábitos de separación y en qué puntos es necesario incidir”, explica Ainhoa Alonso.

El proyecto, de tres años y medio de duración, está financiado por la Unión Europea a través del programa Horizon 2020 con 9 millones de euros. En Waste4Think participan también el Cluster de Medio Ambiente de Euskadi Aclima, el Ayuntamiento de Zamudio, la empresa tecnológica Virtualtech y la consultoría Zabala, así como otros 14 socios procedentes de Grecia, Portugal, Italia, Dinamarca y Alemania.

El proyecto Waste4Think arrancó en junio de 2016, y a finales de este año el equipo espera iniciar las primeras pruebas con prototipos reales en las cuatro ciudades.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *