Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La suela de estos zapatos está recubierta por una resuela de goma vial fabricada también con material reutilizado, que puede ser cambiada cuando la goma ya se haya gastado por el uso.

Libertad Avenue fabrica zapatos para ciclistas urbanos con materiales reciclados

Una empresa de Bilbao ha lanzado al mercado una colección de zapatos fabricados con materiales sostenibles que permiten, además, cambiar la suela tantas veces como se necesite, reduciendo los desechos en la industria de la moda y alargando su vida útil. La compañía, Libertad Avenue, es la primera marca de calzado y accesorios sostenibles para ciclistas urbanos, producidos en la península ibérica y que desafían la lógica de la obsolescencia programada, pues pueden ser reparados una y otra vez.

Carla Peirano Figueroa, chilena afincada en Bilbao, es su directora y fundadora. Destaca que son productos diseñados y producidos a mano con materiales reciclados y de bajo impacto ecológico, un total de tres líneas de calzado pensados para diferentes perfiles de ciclistas urbanos.

Según Peirano, “las personas que utilizan la bicicleta en sus desplazamientos cotidianos por la ciudad, para ir a diario al trabajo o para otros traslados, tienen necesidades específicas respecto al calzado y los accesorios que utilizan, en cuanto a diseño, usabilidad o seguridad. Hasta ahora, el mercado no atendía de forma especializada estas necesidades”. Precisamente para cubrir esa necesidad ha creado Libertad Avenue, proponiendo una primera colección financiada a través de la plataforma de crowdfunding Kickstarter y que propone un calzado hecho con materiales de calidad y con certificaciones de sostenibilidad, que puedan ser reparados fácilmente una y otra vez.

El diseño del calzado permite que la suela pueda ser sustituida completamente, prolongando su vida útil. “Un factor relevante”, añade Peirano, “ya que el calzado de las personas que montan en bici sufre un fortísimo desgaste”. Se trata de una suela hecha de cuero, con certificado de bienestar animal sin tintes y con poliuretano termoplástico inyectado procedente de material reutilizado (plástico reciclado). Esta suela está recubierta por una resuela de goma vial fabricada también con material reutilizado, que puede ser cambiada cuando la goma ya se haya gastado por el uso. El exterior y el forro del calzado también está producido con materiales sostenibles, como cuero con certificado de bienestar animal teñido con procedimientos de bajo impacto ecológico o botellas PET, “materiales que son de muy larga duración“, apunta Peirano.

Además de seguir las tres erres de la ecología (reducir, reutilizar, reciclar) para la fabricación de sus productos, en Libertad Avenue también han incorporado a los zapatos detalles reflectantes para aumentar la seguridad de los y las ciclistas. En esta misma línea, “participamos en un proyecto de la Unión Europea para incorporar, a medio plazo, tecnología innovadora a nuestros productos, relacionada con la seguridad de las personas usuarias”, añade la fundadora de esta empresa vasca.

En la primera colección se pueden encontrar tres líneas de calzado con un diseño diferenciado, teniendo en cuenta los diferentes perfiles de ciclistas urbanos que se pueden encontrar. “Hemos creado una línea más ejecutiva para personas que acuden a la oficina con vestimenta formal; otra vegana; y una tercera, artsy, enfocada a un público que ama un diseño más colorista”, enumera Peirano. Además del calzado, desde Libertad Avenue han lanzado dos modelos de bolsos para enganchar a la bicicleta, fabricados, igual que los zapatos, en la península ibérica, de manera sostenible y con materiales reciclados. Y, próximamente, las suelas estarán disponibles en el ecommerce de la marca, para poder sustituirlas en el zapatero según se vayan gastando.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *