Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Reclamará al Gobierno de Castilla La Mancha el cese inmediato de la quema de residuos en las cementeras de la provincia y una apuesta firme por la prevención, la reutilización y el reciclaje.

La Diputación de Toledo aprueba pedir el cese de la incineración de residuos en cementeras de la provincia
Vista parcial de la cementera de Villaluenga de la Sagra. Foto: Emiliano García-Page Sánchez (cc)

La Diputación de Toledo aprobó el pasado viernes por unanimidad una moción de Izquierda Unida-Ganemos para evitar la incineración de residuos potencialmente peligrosos en las cementeras de la provincia.

El diputado provincial de Izquierda Unida-Ganemos, Jorge Vega, argumentó en el pleno las razones por las que la Diputación debe asumir lo que considera un problema de vertido, contaminación y de salud pública que supone la quema de residuos tóxicos en las cementeras de Villaluenga de la Sagra y la de Yepes. “Debemos asumir nuestra responsabilidad y pedir que la asuma la administración competente para que el modelo del tratamiento de residuos pase por el reciclaje y la reutilización, y no por la quema indiscriminada que solo produce más contaminación y problemas de salud”, declaró Vega.

La intención de Izquierda Unida-Ganemos es pedir que comience un tiempo nuevo de entendimiento entre administraciones para evitar, por ejemplo, que se destinen a la cementera de Villaluenga de la Sagra los 50.000 m3 de aceites usados, hidrocarburos y fluidos tóxicos que tiene la conocida como “laguna negra” de Arganda, en la Comunidad de Madrid. Una laguna donde desde hace 30 años se han estado vertiendo ilegalmente residuos de aceites industriales.

“Hablamos de un cambio de modelo en el trato de vertidos y residuos, para llegar a un modelo de municipios y de provincia, por lo tanto, sostenible y saludable, ya que conocemos por estudios científicos avalados que esta quema de residuos puede resultar cancerígena para las poblaciones cercanas, es decir: supondría un riesgo grave para la salud de los vecinos de Villaluenga de la Sagra y de toda la comarca de la Sagra”, explicó Jorge Vega.

La Diputación de Toledo requerirá al gobierno de Castilla-La Mancha y a la Consejería de Agricultura, Medio ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha para que no autorice la incineración en la fábrica de LAFARGE de Villaluenga de la Sagra de los aceites y lodos tóxicos procedentes de la laguna de Arganda del Rey, que, según destacan desde la propia agrupación política, el gobierno de la comunidad de Madrid no permite incinerar en las plantas de su Comunidad Autónoma.

A la vez reclama un compromiso con una actuación firme en la gestión de residuos respetuosa con el medio ambiente, basada en los principios de Reducción-Prevención, Reutilización y Reciclaje, donde sólo se destinen a eliminación y vertedero los residuos cuya reutilización y reciclaje no sean técnicamente posibles.

Por último, se requerirá a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha para que, en aplicación del principio de prevención, se imponga de oficio el cese de la práctica de incinerar residuos en estas cementeras.

Para ello se basan en un estudio epidemiológico del Instituto de la Salud Carlos III, que recoge el aumento de cánceres en el entorno de estas fábricas y cuyos resultados están publicados en la revista científica internacional Chemosphere 128, de enero de 2015.

Fuente:
Izquierda Unida Castilla La Mancha

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *