El último informe del proyecto refleja un aumento de la tasa de detección de residuos en las inspecciones realizadas tanto en los lugares de gestión como en los traslados.

Las inspecciones del proyecto SWEAP ya han detectado más de 2.500 infracciones relacionadas con el comercio ilegal de residuos

El objetivo general del proyecto SWEAP (Shipment of Waste Enforcement Actions Project) es apoyar la economía circular interrumpiendo el comercio ilegal de residuos en el ámbito de la UE. Una de las medidas para conseguirlo es aumentando el conjunto de competencias de los inspectores y los organismos encargados de hacer cumplir la ley.

Las inspecciones se consideran el núcleo de este proyecto. Se llevan a cabo en los lugares de gestión de residuos y durante los traslados de estos. Están coordinadas a nivel europeo, implican el enfoque de toda la cadena de residuos y se centran en los flujos de residuos y actores problemáticos. La coordinación de las inspecciones se está completando mediante la evaluación de los riesgos y el análisis de las tendencias, las pautas y la actividad delictiva.

El equipo del SWEAP tiene el objetivo de realizar 45.000 inspecciones en el curso del proyecto. Desde octubre de 2019, la tasa de detección de residuos ha aumentado del 29% al 37%. Esto significa que las inspecciones son cada vez más eficientes, según el último informe del proyecto sobre la marcha de los trabajos.

En el documento se recogen, entre otras cuestiones, los resultados de las inspecciones del proyecto SWEAP en 28 países de toda Europa desde 2018 hasta marzo de 2020, que se enumeran a continuación:

  • Número total de inspecciones: 32.427
  • Número de inspecciones de residuos: 11.843
  • Número de infracciones: 2.586
  • Tasa de detección de residuos: 37%
  • Tasa de violación: 22%

Tipos de infracciones

El número total de violaciones registradas durante los años 2018, 2019 y 2020 hasta ahora es de 2.586, y las infracciones pueden agruparse en tres categorías:

  • Infracciones administrativas, incluidos formularios del Anexo VII* que faltan o están incompletos, que representan el 18%.
  • Infracciones más graves como las de reglamentos nacionales, o notificaciones inexistentes, incompletas e incorrectas, que representan el 34%.
  • Envíos sujetos a prohibiciones de exportación, que representan el 22%.

Otro 26% corresponde a otros delitos o a delitos no especificados.

Las cinco principales corrientes de residuos problemáticas se mantienen constantes: residuos electrónicos, plásticos, metales, vehículos fuera de uso (o sus componentes) y papel. Identificar estos flujos más problemáticos sirve para orientar las inspecciones.

Las infracciones en los envíos destinados a Europa son elevadas, pero esto era de esperar, teniendo en cuenta que solo se recibieron los resultados de las inspecciones de las autoridades europeas. Sin embargo, el equipo del SWEAP está trabajando en la colaboración con organizaciones internacionales fuera de Europa, lo que les permitirá verificar los destinos de los envíos de residuos e intercambiar información.

Las infracciones relacionadas con los plásticos disminuyen constantemente cada año, de 197 en 2018 a 0 en lo que va de 2020. Los destinos también están cambiando de Asia a Europa, probablemente debido a las prohibiciones de importación en Asia y a unas restricciones más estrictas.

Cada seis meses, SWEAP informará sobre los progresos de sus inspecciones de residuos. El informe final de las inspecciones de residuos debe ser entregado al final del proyecto en 2023. El proyecto SWEAP está cofinanciado por el fondo LIFE de la Comisión Europea y coordinado por IMPEL.

Los envíos de la Lista Verde deben acompañarse de un documento del Anexo VII que contiene información como los datos de contacto del notificador, el importador y los transportistas, una descripción de los residuos y los países de expedición y destino. Se relaciona con el Reglamento 1013/2006 de la UE sobre el traslado de residuos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *