Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El complejo medioambiental ha conseguido incrementar notablemente su eficiencia y productividad con diversas medidas, como la reducción del tiempo de parada técnica anual o la recuperación del vidrio y el acero mezclados con la basura recogida en masa.

Sogama reduce a la mitad la ccantidad de residuos enviados a vertedero
Interior de la planta de tratamiento de residuos de Sogama

En los últimos cinco años, la Sociedade Galega do Medio Ambiente  (Sogama) ha conseguido reducir en un 48,81% las cantidades de residuos desviadas al vertedero de Areosa (A Coruña), incrementando en un 19,63% la eficiencia y productividad de su complejo medioambiental.

Si ya en 2012 la planta de tratamiento había superado con 554.317,98 toneladas de residuos procesadas su capacidad nominal (establecida en un máximo de 550.000), en 2013 llegó a alcanzar las 576.651,33 toneladas, un 4,03% más.

Y si bien la línea ha sido ascendente en el caso del complejo cercedense, en el del vertedero de Areosa la tendencia ha sido bien distinta, pues la cantidad de basura depositada en el mismo ha menguado notablemente en un año, bajando de las 256.057 toneladas depositadas en 2012 a las 212.416,99 en 2013, alcanzando una reducción del 17,04% en 12 meses.

Estas cifras han sido posibles gracias al plan de acción de la empresa, mediante el cual se ha optimizado la gestión de las instalaciones con el objetivo de incrementar su productividad y rentabilidad, aminorando el gasto económico y de recursos.

Entre las actuaciones que se han llevado a cabo, cabría reseñar la disminución de la duración de la parada técnica anual del complejo industrial, lo que ha permitido tratar una mayor cantidad de residuos en el mismo.

El objetivo de Sogama es ahora dar continuidad a esta operativa y seguir mejorando la gestión de su infraestructura conforme a la normativa vigente en la materia.

Recuperación de materiales

También la máxima recuperación de los materiales contenidos en la basura se encuentra entre sus prioridades, recordando, en este sentido, que Sogama logró separar el pasado año, y por primera vez en su historia, el vidrio y el acero residual mezclados en los residuos procedentes de la recogida en masa, incrementado los porcentajes de reciclado en Galicia.

Esto le permitirá disminuir las cantidades de desechos destinadas a incineración, desviando a vertedero, única y exclusivamente, la fracción no reciclable ni valorizable energéticamente.

El plan gallego de gestión de residuos urbanos 2010-2020 es contundente en este aspecto, ya que entre sus retos se encuentra reducir la producción de residuos en un 10%, –objetivo prácticamente conseguido a día de hoy–, triplicar las tasas de reutilización y reciclaje, subiendo del 12% al 30%, y minimizar el vertido, que pasaría del 44% actual al 24%.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *