Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Un informe del Consejo Internacional del Bromo asegura que los BFR restringidos están desapareciendo de los productos electrónicos, algo que confirman los recicladores.

Los retardantes de llama bromados y el reciclaje de plásticos RAEE
RAEE. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El Consejo Internacional del Bromo (BSEF) ha publicado un informe sobre los flujos de plásticos de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) y los esfuerzos de reciclaje en Europa. El documento, realizado por la consultora SOFIES, aborda de forma exclusiva las percepciones relativas al impacto de los retardantes de llama bromados (BFR, por sus siglas en inglés) en el reciclado de plásticos de RAEE y presenta los desafíos generales para hacer que los flujos de plásticos de RAEE sean más circulares.

Los equipos electrónicos y eléctricos utilizan los plásticos para hacer que los productos sean más ligeros, innovadores y rentables. Los componentes de plástico son inherentemente combustibles y necesitan ser protegidos de la ignición. Los retardantes de llama bromados se utilizan a menudo en los plásticos para cumplir con las normas de seguridad contra incendios y proteger a los consumidores de incendios accidentales. Su versatilidad -pueden usarse en diversos tipos de plásticos y diseños- y su alto grado de rendimiento los han convertido en un producto químico muy utilizado.

Sin embargo, su posible presencia en los nuevos productos obtenidos a partir de plásticos RAEE reciclados (BFR heredados), ha sido motivo de preocupación, especialmente en lo referente a los BFR restringidos o prohibidos, por estar asociados a efectos negativos sobre la salud y enfermedades como la diabetes o el cáncer, entre otras.

El estudio, no obstante, asegura que estos BFR restringidos son una fracción muy pequeña de los BFR presentes en los plásticos de RAEE, y la tendencia es a que vayan desapareciendo. Algunas de las conclusiones del informe son las siguientes:

  • En Europa se generan cada año aproximadamente 2,6 millones de toneladas de plásticos RAEE, de los que alrededor del 9% contienen retardantes de llama bromados.
  • Alrededor de la mitad de todos los plásticos RAEE generados en Europa no entran en los canales oficiales de recogida de residuos electrónicos, sino que acaban en el cubo de la basura, se procesan en instalaciones de reciclaje de baja calidad o se exportan fuera de Europa.
  • En promedio, el 55% de los plásticos RAEE que entran en las instalaciones especializadas de reciclaje RAEE son efectivamente recicladas, es decir, se convierten en plásticos reciclados posconsumo que pueden utilizarse en la fabricación de nuevos productos plásticos.
  • Los BFR restringidos (por ejemplo, Octa-BDE y Deca-BDE) sólo representan una fracción pequeña y en rápido descenso de todos los BFR que se encuentran en los flujos de plástico de los RAEE, lo que refleja la restricción del uso de estas sustancias durante más de un decenio (2003 para el Octa-BDE, 2008 para el Deca-BDE).
  • La presencia de BFR en los plásticos de los RAEE no reduce los rendimientos del reciclado más que otros retardantes de llama, ya que los plásticos que contienen cualquier tipo de retardante de llama, así como los plásticos que contienen otros aditivos en cantidades importantes, se clasifican durante el proceso de reciclado convencional basado en la densidad.

Según apuntan desde la Asociación Europea de Recicladores de Productos Electrónicos (EERA), las conclusiones del estudio confirman las experiencias reales de las prácticas de reciclado en la UE: «La industria del reciclaje de RAEE ha aprendido perfectamente bien cómo tratar los retardantes de llama bromados. Los plásticos reciclados posconsumo que cumplen con REACH, RoHS y POP pueden producirse a partir de una compleja mezcla de plásticos RAEE y reutilizarse en nuevos aparatos. Los problemas relacionados con los BFR restringidos heredados, como este estudio está mostrando claramente, están desapareciendo rápidamente».

Sin embargo, desde esta asociación creen que los progresos alcanzados hasta la fecha no se verán favorecidos por una mayor reducción de los umbrales de los BFR restringidos. «La Directiva RAEE nos exige separar todos los BFR, sean restringidos o no. Nos basamos en la selección del elemento bromo para lograrlo de manera rentable. Sin embargo, ahora estamos eliminando más plásticos útiles con BFR no restringidos que BFR heredados», señalaron.

Por su parte, Kevin Bradley, secretario general del Consejo Internacional del Bromo, destacó que «este informe muestra claramente que los BFR restringidos son un componente en rápido declive del total de BFR en los plásticos RAEE, demostrando la efectividad de las restricciones a los RoHS». En su opinión, «los legisladores deben centrarse en las cuestiones fundamentales en este caso, a saber, el importante volumen de plásticos de los RAEE que se está filtrando fuera de Europa y se trata de forma deficiente, así como la búsqueda de soluciones para reciclar más la fracción de los plásticos RAEE».

El informe contiene recomendaciones para los legisladores, los productores de aparatos eléctricos y electrónicos y los recicladores. Con la Comisión Europea trabajando en la propuesta de «Iniciativa de Electrónica Circular», el BSEF pide que estas recomendaciones sean consideradas e incluidas en dicha iniciativa.

One Response to “Los retardantes de llama bromados no obstaculizan el reciclaje de plásticos RAEE, según un estudio”

  1. Tomas Kossio, Responder

    ¿El bromado que viene siendo? ¿Que se puede hacer en este caso?

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *