Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

A través del proyecto LIFE Zero Cabin Waste se ha implementado la recogida separada de residuos en todos los vuelos de la compañía aérea.

El proyecto LIFE Zero Cabin Waste  y la recogida de residuos en los vuelos de Iberia

El proyecto LIFE Zero Cabin Waste consiguió recoger de forma separada 2.253 toneladas de residuos generados a bordo de los vuelos de Iberia para su posterior reciclado. Los responsables del proyecto hicieron públicos la semana pasada los resultados de este proyecto, que empezó en 2016 con el análisis y caracterización de los residuos generados en los aviones, el posterior diseño del trolley más adecuado para llevar a cabo la separación a bordo y, por último, su implementación en junio de 2019 en todos los vuelos que opera Iberia.

De esta forma, la iniciativa ha permitido aumentar un  42% la cantidad de residuos recogidos de forma separada en los aviones respecto a los datos registrados antes del comienzo de este proyecto.

Para hacerlo posible, Iberia ha introducido a bordo de sus aviones unos carros compartimentados que permiten separar los envases de plástico, latas y briks (los residuos que se depositan en el contenedor amarillo) y los envases de papel y cartón (los del contenedor azul) del resto de los residuos.

Además, desde que LIFE Zero Cabin Waste se pusiera en marcha se han realizado jornadas de formación a más de 4.000 profesionales de la compañía para sensibilizarles acerca de la importancia del reciclaje para cuidar del medioambiente.

Asimismo, a través de este proyecto, la compañía aérea ha desarrollado otras iniciativas para reducir los residuos que se generan a bordo, tales como suprimir la prensa o reducir los envoltorios de plástico de mantas o auriculares. Todas estas medidas han permitido rebajar un 15% el peso en vuelo y, al mismo tiempo, reducir más de 5.000 toneladas de residuos solo en 2019.

En el proyecto participan, además de Iberia, Ecoembes, Gategourmet, Ferrovial Servicios y la Escuela Superior de Comercio Internacional de la Universitat Pompeu Fabra (ESCI-UPF).

Los residuos separados en los vuelos se reciben de forma diferenciada en las instalaciones de Gategourmet en el Aeropuerto de Madrid Barajas Adolfo Suárez y, posteriormente, son retirados por el gestor de residuos Ferrovial, para que puedan ser clasificados por materiales y reciclados. Ecoembes incide de especial modo en el seguimiento de estos residuos para garantizar su correcta gestión, mientras que la Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático ESCI-UPF, mediante las metodologías de Análisis de Ciclo de Vida (ACV) y ecodiseño, evalúa la efectividad del nuevo modelo de gestión a la hora de reducir el impacto ambiental.

Por su parte, Ferrovial Servicios está trabajando en un tratamiento alternativo para los residuos orgánicos originados en los vuelos no comunitarios. Estos residuos, al generarse fuera de Europa, están sometidos a una legislación que impide actualmente su tratamiento.

Alba Bala, responsable de la línea de gestión de residuos de la Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático de ESCI-UPF, destacaba que “las medidas de prevención y de mejora de la selección de residuos en origen han evitado la emisión de casi 3.300 toneladas de CO2 a lo largo de los 3 años de proyecto”.

Por su parte, Teresa Parejo, directora de Sostenibilidad de Iberia, señaló que “la separación de los residuos que se generan a bordo es uno de nuestros proyectos más importantes dentro de nuestro compromiso con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 12 para promover una producción y consumo responsables”.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *