Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Un estudio internacional coordinado por la Universidad de Cádiz asegura que hay cientos de toneladas de plástico flotante en los mares de Groenlandia y Barents, y estima que los fondos marinos bajo este sector del Ártico podrían acumular cantidades de residuos aún mayores.

Las expediciones han demostrado la presencia de residuos plásticos en el ÁrticoLa colaboración entre dos programas de investigación marina global –Tara OceansExpéditions 2009-2014 (Francia) y Expedición Malaspina 2010 (España)– ha desvelado la existencia del transporte a gran escala de residuos flotantes desde el Atlántico hasta el Ártico. El estudio, publicado en la prestigiosa revista Science Advances, destaca que con solo unas pocas décadas usando materiales plásticos, estos se han convertido ya en un serio problema. Esta investigación ha estado dirigida por el profesor Andrés Cózar, del departamento de Biología de la Universidad de Cádiz, y en ella han participado 12 instituciones de 8 países.

Para comprender la relevancia de este trabajo es importante tener en cuenta que el Círculo Polar Ártico alberga escasa población y esto significa que son pocos los residuos plásticos que allí se generan. Sin embargo, este nuevo estudio muestra cómo los mares de Groenlandia y Barents (al este de Groenlandia y norte de Escandinavia) están acumulando grandes cantidades de residuos plásticos que son transportados hasta allí por corrientes oceánicas. Las posibles implicaciones de la exposición de la vida marina a los residuos plásticos son inquietantes dada la singularidad del ecosistema ártico.

El equipo que encabeza el profesor Cózar ya demostró que cada uno de los cinco giros oceánicos subtropicales actúan como grandes zonas de convergencia de residuos plásticos flotantes. En otro estudio publicado recientemente mostraron que mares semicerrados con alta población, como es el caso del Mediterráneo, pueden ser también importantes áreas de acumulación de plástico. Sin embargo, el lejano océano Ártico no era un candidato a acumular plástico.

A bordo del buque de investigación Tara, el equipo de investigación circunnavegó el casquete polar ártico y muestreó los microplásticos durante cinco meses con el objetivo de completar el mapa global de la contaminación por plástico flotante.

“La concentraciones de plástico en aguas árticas fueron bajas, como era previsible, pero encontramos una región al norte de los mares de Groenlandia y Barents con concentraciones considerablemente altas”, en palabras de Andrés Cózar. “Existe un transporte continuo de residuos flotantes hacia el polo norte; y los mares de Groenlandia y Barents actúan como un callejón sin salida para esta cinta trasportadora de plástico”, matiza.

300 billones de fragmentos del tamaño de granos de arroz

Datos procedentes de 17.000 boyas han servido para demostrar la presencia de residuos plásticos en el ÁrticoLa cantidad de plástico flotante atrapada en las aguas superficiales de Groenlandia y Barents se estima del orden de cientos de toneladas, unos 300 billones de fragmentos principalmente del tamaño de granos de arroz. Sin embargo, debido a que las aguas superficiales no son el destino final del plástico flotante, el estudio hipotetiza que los fondos marinos bajo este sector del Ártico podrían acumular cantidades de residuos aún mayores.

Aunque parte del plástico encontrado en el Ártico es de origen local, principalmente el creciente tráfico marítimo en esta región, las altas cargas de plástico del océano Ártico son en gran parte debidas al transporte de basura por corrientes oceánicas desde las pobladas costas del Atlántico Norte. Esta transferencia de plástico flotante hacia el norte involucra a la gran Corriente Termohalina, una cinta transportadora global hasta ahora conocida por redistribuir el calor de la Tierra desde las latitudes cálidas hasta los polos.

Para identificar el origen del plástico del Ártico, los investigadores utilizaron datos de unas 17.000 boyas a la deriva con seguimiento por satélite. “Lo preocupante es que gran parte del plástico flotante encontrado en los mares de Groenlandia y Barents proviene de las costas del Noroeste de Europa, Reino Unido o la costa este de Estados Unidos. Es nuestra basura la que acaba allí”, como recalca el Dr. Van Sebille, del Imperial College London.

Para el profesor Cózar, “la humanidad ha estado utilizando el plástico durante solo unas décadas, pero la contaminación marina por plástico es ya un problema global, una clara evidencia de la capacidad del hombre para cambiar nuestro planeta”; de hecho, “todavía no comprendemos del todo los efectos que el plástico está teniendo o tendrá en nuestros océanos, lo que sí sabemos es que sus consecuencias se sentirán a gran escala, incluso en ecosistemas tan remotos como el Ártico”, concluye.

“Los resultados de este estudio hacen todavía más relevante la necesidad de desarrollar herramientas para la gestión y eliminación de los residuos plásticos lo más cerca posible de los puntos de origen, puesto que una vez que entran en la circulación general del océano su destino final e impacto son incontrolables”, explica Oihane C. Basurko, de AZTI-Tecnalia, que aunque no participa en el estudio, trabaja en la gestión de la basura marina.

Fuente:
UCA

2 Responses to “Revelan la existencia de una gran “cinta transportadora” de residuos plásticos hasta el Ártico”

  1. Leticia, Responder

    Definitivamente si los países no aumentan su tasa de reciclaje, sobre todo de plásticos, este impacto a los ecosistemas marinos va a aumentar. Esta página ya la he reenviado a mis colegas pues la información debe llegar a la conciencia de cada vez mas personas y de paso a los gestores y decisores en las organizaciones de cualquier tamaño para que comiencen a aportar ya .

  2. EL DEBATE SOBRE EL SDDR LLEGA AL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS – CONTENEDORES TRANSGRADER, Responder

    […] problema sin resolver y su vertido sigue generando un impacto ambiental de primer orden: Desde el plástico que contamina el Ártico, a los humos de las incineradoras. La política de residuos no avanza y cada vez estamos […]

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *