Casi la mitad de los residuos municipales generados en Cataluña se recogieron de forma separada en 2020, año en el que la generación de desechos se redujo de forma importante como consecuencia de la pandemia.

Crece la recogida selectiva de residuos en Cataluña
Contenedores de RSU. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El índice de recogida selectiva de residuos municipales en Cataluña durante el pasado 2020 se situó en el 45,9%. Esto significa, que se recogieron de forma separada 1,8 millones de toneladas de residuos, de los casi 4 millones de toneladas generadas, según datos de la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC).

Cabe destacar, que la generación de residuos municipales en el año de la pandemia disminuyó en 72.000 toneladas frente a los producidos en 2019, mientras que la recogida selectiva experimentó un incremento del 0,5% (8.400 toneladas más)

Por fracciones, la recogida selectiva de la materia orgánica (restos de comida y restos vegetales) se situó en 416.210 toneladas, un 3,9% menos respecto 2019. La disminución de la cantidad recogida se vincula con la bajada de la actividad económica, sobre todo del sector de la hostelería y la restauración.

En cuanto al papel y cartón, se recogieron 410.855 toneladas, un 1,3% más que el año anterior. En este caso, el descenso de los robos de material y los nuevos hábitos de consumo y comercio online, que generan más embalaje, estarían detrás de este incremento.

El vidrio recogido en 2020 en Cataluña se sitúa en 183.270 toneladas, un 9,9% menos que el año anterior; una disminución causada básicamente al descenso de la producción de residuos de vidrio del sector comercial.

La recogida selectiva de envases ligeros, sin embargo, se incrementó un 10,7% respecto del año anterior. En total se recogieron 183.365 toneladas, la cantidad más elevada desde que se inició la recogida separada de esta fracción. Este incremento de envases puede ser atribuible, entre otras causas, a pautas de consumo enfatizadas por la pandemia, como el incremento de compra de comida envasada.

No obstante, aún se generaron 2.150.000 toneladas de residuos de la fracción resto, a pesar del descenso respecto a las cerca de 2.230.000 toneladas de 2019. El ratio de generación per cápita fue de 511 kg/hab., frente a los 527 kg/hab. de 2019.

En 2020 el 69% de la fracción resto generada se sometió a un tratamiento previo para la recuperación de materiales, y gracias a ello el destino final de residuos en depósito controlado disminuyó hasta el 34%.

Comarcas con valores cercanos al 70%

14 comarcas de Cataluña alcanzan ya el 50% de recogida selectiva. El Berguedà es la que consigue unos valores más altos situándose en casi el 70%. Osona consigue cerca del 67% de recogida separada y el Moianès cerca del 64%.

Estos buenos resultados se dan, en gran medida, gracias a la implantación de sistemas altamente eficientes de recogida selectiva.

Sin embargo, la ARC cree que hay que continuar en la mejora de la recogida selectiva y la eficiencia de los procesos de tratamiento. El objetivo de reciclaje de la UE para 2020 se sitúa en el 50% de los residuos generados, y Cataluña todavía no ha logrado este objetivo. La agencia catalana estima que la tasa de reciclaje se sitúa actualmente en el 39%.

Igualmente, la ARC considera que hay que mejorar la participación de los comercios, servicios y ciudadanía en la recogida selectiva de las fracciones valorizables, especialmente en las ciudades.

La calidad de la recogida selectiva también es un objetivo a alcanzar ya que es un factor clave en la eficiencia del reciclaje. En la fracción orgánica tiene un impacto directo por su aprovechamiento como abono. Y los modelos de recogida, los tratamientos y las infraestructuras deben ser eficientes y suficientes para procesar los residuos valorizables y conseguir nuevos productos y materias primas.

 

One Response to “La recogida selectiva de residuos en Cataluña crece hasta casi el 46%”

  1. Mario Argilés Serés, Responder

    Les dades que es donen no estan ben comptades. Les tones dels contenidors no son especifiques dels contenidors, sobre tot en el groc i blau; i les tones totals del any tampoc, donat que el vehicle escombra, que recull lo dels costats dels contenidors, passa en molta mes freqüència i va mes carregat; això, sense comptar la recollida de voluminosos del districte, que s’han du de tot. Cal una recollida mes selectiva i menys agressiva per el usuari, per un millor reciclat i reutilitzat

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *