Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El sistema supone una alternativa ecológica a la gestión de tuberías junto con restos de tierra y plantas al finalizar cada cosecha, evitando su incineración.

Proyecto DRIUS
El proyecto permitirá el tratamiento de los sistemas de riego por goteo en plantas de compostaje

La empresa española Extruline Systems, la israelí Metzerplas, el Instituto Tecnológico del Plástico AIMPLAS y la belga OWS N.V., como coordinadora, están trabajando juntos en un nuevo proyecto europeo llamado DRIUS.

El principal objetivo de este proyecto es la industrialización de nuevos sistemas de riego por goteo 100% compostables para su introducción en el mercado. El sistema supone una alternativa a la gestión de tuberías junto con restos de tierra y plantas al finalizar cada cosecha. El conjunto podrá ser tratado en una planta de compostaje sin necesidad de separación.

Las principales aplicaciones de los sistemas de riego desarrollados en DRIUS serán cultivos de plantas pequeñas como fresas y tomates, que tienen periodos cortos de cultivo (menos de un año). Actualmente, el problema tras las cosechas radica en la dificultad de reciclar el sistema de riego porque la tubería de plástico está enredada con plantas y tierra. Es por ello que la forma de eliminación del residuo generado suele ser la incineración. Sin embargo, el nuevo sistema de riego desarrollado permitirá su gestión en una planta de compostaje.

DRIUS es la continuación de un proyecto previo, HYDRUS, en el que se desarrollaron tuberías de riego por goteo biodegradables y se fabricaron con éxito a nivel industrial. Sin embargo, el tema central del presente proyecto es la obtención de goteros inyectados biodegradables para poder obtener el sistema completo de riego.

El material y la geometría de los goteros son una parte fundamental del conjunto para conseguir el flujo de agua requerido en cada tipo de cultivo. El material de los goteros, además de ser procesable por inyección, deberá ser compatible químicamente y sellable con el material de las tuberías, y mantener su forma y funcionalidad durante el uso del sistema en los campos de cultivo.

Durante el desarrollo del proyecto, AIMPLAS se encargará de optimizar la formulación del material para los goteros que permita su industrialización. Extruline Systems será responsable de la fabricación del sistema de riego a goteo (tuberías y goteros) a nivel industrial. Metzerplas diseñará un nuevo molde y será la empresa que inyecte los goteros planos. Por último, OWS N.V. completará el estudio de biodegradación y compostabilidad para obtener el logo que certifica esta cualidad.

DRIUS recibe financiación de la Comisión Europea dentro del Programa ‘CIP-Eco-Innovation’ (nº de contrato ECO/12/332883), tiene una duración de 24 meses y concluirá el 31 de octubre de 2015.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *