Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Este procedimiento, una herramienta para la mejora de la calidad del material, está siendo ya implantado por las empresas de la recuperación y se espera que, antes de que acabe 2018, sea de uso generalizado en el sector.

Nuevo procedimiento de control de calidad del papel de la recogida municipal
La presencia de impropios en el papel recogido supone elevados costes para las empresas recuperadoras. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

Para implantar un modelo eficaz de economía circular, es necesario que la calidad del material recogido para su reciclaje presente unos niveles adecuados que permitan completar el ciclo sostenible del recurso de forma eficiente. Un estudio realizado por la Mesa de la Nueva Recuperación sobre la calidad del papel y cartón recogido, revelaba que la existencia de un 10% de impropios en la recogida selectiva municipal supone para el sector de la recuperación un sobrecoste anual medio de más de 20 millones de euros. Además, en muchas ocasiones, las entidades locales no conocen el contenido de impropios de la recogida selectiva de sus municipios, información básica como punto de partida para poder mejorar la calidad del papel recogido.

Por ello, la Mesa de la Nueva Recuperación ha desarrollado un procedimiento de control de calidad del papel y cartón recogido por los servicios municipales. El procedimiento pretende servir a las partes implicadas (recuperadores y entidades locales) de estándar o guía, con un enfoque práctico, objetivo e imparcial, buscando el máximo consenso y facilitando la operativa diaria de las partes, siempre en base al fin último que es mejorar la calidad del material que entra en las plantas de recuperación procedente de la recogida selectiva.

El procedimiento especifica los requisitos de calidad del material procedente de la recogida selectiva y describe el proceso a seguir por las entidades locales y recuperadores para su control de forma sistemática.

Requisitos de calidad

El procedimiento contempla dos parámetros de calidad, que son los definidos en las Especificaciones Técnicas de Materiales Recuperados (ETMR) de los convenios para la gestión de residuos de envases ligeros y de papel y cartón suscritos entre las entidades locales y Ecoembes: el 3% de contenido de impropios y el 10% de contenido de humedad.

El procedimiento establece tres niveles de control consecutivos: control visual, mediciones y análisis externos.

Control de calidad

El procedimiento establece tres niveles de control consecutivos: control visual, mediciones y análisis externos.

Así, para cada descarga de papel y cartón de recogida selectiva, el recuperador procederá de forma sistemática a la realización de un primer control visual.

En caso de que el material no cumpla con alguno de los criterios de calidad o no haya resultado posible su determinación mediante control visual, se realizarán pruebas adicionales para la estimación de la desviación conforme a los requisitos de calidad. El procedimiento de la Mesa sugiere asimismo algunos métodos o mediciones, si bien podrá ser válido cualquier método de medición objetivo y acordado entre las partes.

El análisis externo, último nivel de control, se aplica únicamente en el caso de que las partes no se hayan puesto de acuerdo en las fases anteriores.

Acciones correctivas

Siempre que se produzcan desviaciones sobre los requisitos de calidad del material recibido en el almacén de recuperación, la entidad local y el recuperador deberán acordar y poner en marcha acciones correctivas para la mejora de la calidad del material, tales como un buen mantenimiento de los contenedores o la incorporación en su diseño de sistemas antihurto/antivandalismo, entre otras.

Documentación

El procedimiento propone además unos modelos sencillos de formato de registro de incidencias y de informe de control de calidad para facilitar la operativa de las partes.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *