Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El sector español del asfalto ha invertido más de diez millones de euros en los últimos años en más de 250 proyectos de I+D+i, como el desarrollo de nuevos betunes mejorados con polvo de neumático, según coincidieron varios expertos en un encuentro sobre Economía Circular.

Las mezclas bituminosas con polvo de neumático fuera de uso permiten construir carreteras más ecológicas, seguras y silenciosas
El polvo de caucho es un material que “mejora las propiedades del firme tradicional. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

En la actualidad, España es el único país europeo que ha normalizado el uso de “ligantes como las partículas de caucho” en la composición del asfalto presente en las carreteras, señaló el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Mezclas Asfálticas (Asefma), Juan José Potti.

El encuentro tuvo lugar el pasado miércoles, en el marco del foro #DesayunosRecicla2, impulsado por el Sistema Integrado de Gestión de Neumáticos Usados SIGNUS Ecovalor y EFEverde, y su objetivo era conocer el estado de las infraestructuras viarias y sus nuevos materiales como las mezclas bituminosas con polvo de neumático fuera de uso, que permiten construir carreteras más ecológicas, seguras y silenciosas.

El polvo de caucho es un material que “mejora las propiedades del firme tradicional”, indicó De León, director de la empresa Asfaltómeros, porque aumenta su durabilidad, reduce las fisuras y se adapta mejor a las inclemencias del tiempo. Estas cualidades han propiciado su uso por parte de empresas concesionarias de las autopistas españolas.

Sin embargo, en la actualidad sólo existen 1.000 kilómetros con mezclas bituminosas de esta clase, lo que representa “un 1% del total de nuestra red viaria” y solo el 2,6% del total de caucho reutilizado durante 2014 por Signus, señaló el director de Desarrollo de Mercados de Signus Ecovalor, José María Bermejo.

Según el subdirector del departamento de Ingeniería de Caminos de la UPM, Juan Gallego, “no hay ningún inconveniente que impida usar estas mezclas desde el punto de vista técnico, al contrario”, por lo que insistió en que el “frenazo” en su aplicación se debe, además de a la crisis, al inmovilismo y la falta de apoyo decidido por parte de las administraciones.

El futuro de las carreteras sostenibles pasará por la normalización de las mezclas bituminosas que contengan caucho y otros materiales reciclados

Los ayuntamientos son el punto “más delicado” porque gestionan la red de vías más importantes del país y sólo una quincena de los más de 8.000 municipios españoles han desarrollado proyectos en este sentido.

“Desatención” de las administraciones

Según los ponentes, las administraciones han “desatendido la conservación necesaria para el buen uso” de la red viaria española, la segunda más extensa de Europa y cuyo mantenimiento requiere de una inversión de 1.200 millones de euros anuales.

“Hablamos de un descenso de la producción asfáltica destinada a conservar la red viaria de hasta el 75%, que en 2007 era de 40 millones de toneladas y en 2013 llegó a 13,5 millones”, lo que ha reducido “a la mitad” los puestos de trabajo del sector, según el presidente de Asefma.

La crisis ha sido tan “feroz” que durante los últimos tres años “no se ha concedido ninguna licitación para el refuerzo de firmes”, pese a lo cual, Potti aseguró que el sector apuesta “fuertemente” por la innovación y durante los años de crisis ha desarrollado más de 250 proyectos de I+D+i, con una inversión superior a 10 millones de euros.

Para este sector, el futuro de las carreteras sostenibles pasará por la normalización de las mezclas bituminosas que contengan caucho y otros materiales reciclados, unida a otras técnicas de fabricación que permitan reducir la emisión de gases contaminantes y la “autocicratización” del pavimento.

Fuente:
EFEverde

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *