Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El Gobierno de Cantabria destina un millón de euros a estas ayudas que se destinan para empresas y profesionales autónomos.

El Gobierno de Cantabria, en el marco del Plan RENUEVA vehículo profesional 2, publicó en el Boletín Oficial de Cantabria el pasado miércoles, día 4, la convocatoria de ayudas directaspara la adquisición de vehículos comerciales e industriales de la categoría M1 con carrocería AF multiuso (vehículos de motor con al menos cuatro ruedas para el transporte de pasajeros y su equipaje o mercancías en un compartimento único, destinados a uso comercial) y de la categoría N1 (vehículos cuya masa máxima no supere las 3,5 toneladas, para el transporte de mercancías).

El Gobierno, por medio de la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, ha destinado un millón de euros a estas ayudas con las que pretende continuar con el impulso de la renovación de los vehículos de uso profesional ofreciendo a las empresas y a los profesionales autónomos un incentivo para la adquisición y renovación de estos vehículos. Además de este incentivo, se sumará un descuento comercial mínimo en su precio por parte de los concesionarios de venta.

La edad media del parque de vehículos de estas categorías se situaba en 2015 en 11,6 años en Cantabria, y el Gobierno pretende rebajarlo con estas medidas. Además, el índice de rechazo de este tipo de vehículos en la inspección técnica de Cantabria es superior a la de los turismos, por lo que su renovación también ayudará a la mejora de la seguridad vial al sustituirlos por otros menos contaminantes y más eficientes, dada la constante evolución tecnológica en el sector de la automoción. Además, la medida es una ayuda a las actividades económicas y contribuye a la dinamización del mercado del sector de la automoción.

Según establece el decreto, cada concesionario adelantará el importe de la subvención correspondiente a la parte del Gobierno de Cantabria en el momento de la venta de los vehículos subvencionable y además gestionará la documentación necesaria. El concesionario que realice la venta del vehiculo aplicará un descuento de 500 euros antes de impuestos, con independencia de cualquier tipo de descuento promocional de marca o de concesionario que se pretenda aplicar. Efectuados los descuentos que procedan se aplicarán los impuestos previstos en las normas  fiscales vigentes. Finalmente, sobre la cantidad resultante así establecida se deducirá el importe de 1.500 euros correspondiente a la subvención del Gobierno de Cantabria.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *