Los cristales de fayalita, un mineral que se puede encontrar en rocas ígneas y abisales, pueden contener grandes cantidades de elementos pesados de tierras raras.

Nuevas fuentes potenciales de tierras raras
Los cristales de fayalita pueden contener grandes cantidades de elementos pesados ​​de tierras raras. Foto: Fred Kruijen, CC BY-SA 3.0 NL, via Wikimedia Commons

Los elementos de las tierras raras, escasos y muy apreciados en todo el mundo por su uso en el ámbito de las nuevas tecnologías, son el oro del siglo XXI. La mayoría de las fuentes conocidas y económicamente viables de estos elementos se encuentran en China, donde se refina más del 80% de la producción mundial. Esto ha dado lugar a una situación de casi monopolio, en la que China domina el comercio internacional, sobre todo de tierras raras pesadas.

Ahora, geólogos y científicos de materiales de la Universidad de Erlangen-Núremberg (FAU), en Alemania, han descubierto una nueva forma de encontrar depósitos nuevos y hasta ahora desconocidos de tierras raras, o metales de tierras raras, en todo el mundo. Los resultados de su estudio han sido publicados en la revista Geology.

Los metales de las tierras raras son insustituibles para la fabricación de productos industriales avanzados de alta tecnología debido a sus propiedades luminiscentes y catalíticas. Se utilizan para fabricar imanes permanentes que son una parte vital de la electrónica moderna en televisores, teléfonos inteligentes, ordenadores portátiles, motores a reacción y sistemas de guiado de cohetes, así como en plantas de energía solar y eólica, motores eléctricos y en ingeniería médica.

Al contrario de lo que su nombre podría sugerir, las fuentes de elementos de tierras raras están distribuidas de forma bastante equitativa por todo el mundo. Sin embargo, hay muy pocas fuentes que sean económicamente viables. Los geólogos de la FAU han descubierto ahora un indicador que puede identificar tales depósitos.

Los investigadores inspeccionaron muestras de roca de la mina de fluorita de Vergenoeg, en Sudáfrica, y descubrieron que los cristales de fayalita en el sedimento del magma de tipo granítico pueden contener grandes cantidades de elementos pesados de tierras raras. El mineral, de color entre marrón rojizo y negro, se extrae principalmente para su uso como piedra preciosa y también se utiliza para el arenado. La fayalita se encuentra en todo el mundo en rocas ígneas y abisales.

«Dado que los elementos pesados de las tierras raras son cada vez más escasos en el mercado mundial, el descubrimiento de la fayalita como nueva fuente potencial para localizar nuevos yacimientos de tierras raras es extremadamente importante para la economía», afirma el profesor Dr. Reiner Klemd, del Geozentrum Nordbayern de la FAU, que dirigió el estudio.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *