Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Desde que en 1998 comenzara la recogida selectiva de envases en la provincia, se han recuperado 165.022 toneladas de esta fracción de residuos.

La Diputación de Foral de Bizkaia y Ecoembes acaban de poner en marcha una nueva campaña de sensibilización con el objetivo de concienciar a los ciudadanos de la importancia de la separación de envases en el hogar, como gesto necesario para contribuir a la conservación del medio ambiente y al ahorro de materias primas. Además, la campaña hace alusión directa a la necesidad de hacer un uso correcto del contenedora amarillo, aclarando que es solo para envases de plástico, latas y brick.

El principal objetivo es que los ciudadanos separen correctamente los envases en sus hogares y los depositen en los contenedores correspondientes para que se puedan reciclar. Y aquí es donde entra en juego la importancia de este tipo de campañas de comunicación; si la población dispone de información sobre los beneficios de reciclar envases y cómo hacerlo correctamente, “un mayor número de ciudadanos tomará conciencia y pasará a formar parte de todos aquellos que ya participamos en la recogida selectiva”, explicó el Diputado foral de Medio Ambiente, Iosu Madariaga.

10 camiones realizan 55 rutas semanales

La empresa pública Garbiker realiza la recogida diaria de los envases depositados en los contenedores por medio de una flota de 10 vehículos. Semanalmente estos camiones realizan 55 rutas diferentes. Cada contenedor puede estar contemplado en una o más rutas, de tal forma que hay contenedores que se recogen hasta tres veces por semana. Estos vehículos se desplazan una media de 6.500 km de lunes a viernes.

Los envases recogidos se transportan hasta la Planta de Separación y Clasificación de Amorebieta-Etxano Bizkaiko Zabor Berziklategia (BZB). Esta instalación cuenta con modernos y sofisticados sistemas de clasificación de residuos encargados de separar los distintos materiales, como el polietileno de baja densidad, el de alta densidad, los tetrabriks, el papel…, que llegan a la planta. Tras separar el material ferruginoso, las labores de separación se complementan con un servicio de triaje en algunas de las fracciones separadas automáticamente.

Desde que en octubre de 1998 comenzó la recogida selectiva de envases ligeros en Bizkaia, hasta noviembre de 2013, la planta ha seleccionado y separado 165.022 toneladas de esta fracción de residuos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *