Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

maria-passalacquaMaria Passalacqua

Directora del Club EMAS

La recién publicada ley de presupuestos de la Generalitat de Cataluña para 2020 (Ley 5/2020, del 29 de abril) introduce novedades en materia de medio ambiente que contribuyen a la competitividad de las empresas.

Por un lado, la ley establece bonificaciones para las empresas adheridas al sistema de ecogestión y ecoauditoría ambiental de la UE (EMAS) y en el Programa de acuerdos voluntarios de reducción de gases de efecto invernadero de la Oficina Catalana del Cambio Climático y, por el otro, actualiza la legislación y simplifica el régimen de intervención administrativa de pequeñas y medianas empresas en determinados sectores.

Con estas medidas se pretende fomentar un mejor comportamiento ambiental de las empresas y mejorar la normativa para dar mayor seguridad jurídica y reducir la intervención administrativa ambiental de las pequeñas y medianas empresas de algunos sectores productivos.

Este tipo de medidas son las que justamente promueve el proyecto INTERREG EUROPE ENHANCE – que ha recibido la financiación de 0,934 M € provenientes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y que se ha focalizado en:

  • La simplificación administrativa (agilización en la obtención de permisos, licencias, reducción/simplificación controles, extensión en el período de validez de autorizaciones y licencias, etc.),
  • La reducción en tasas y otras cargas económicas que afectan a las empresas,
  • Promoción del EMAS en los procesos de contratación pública o prioridad en el acceso a ayudas por parte de las administraciones competentes entre otras medidas.

En cuanto a las bonificaciones en las tasas, para aquellas empresas que dispongan del registro EMAS, se incrementa la bonificación hasta el 75% en las tasas de todos los procedimientos de otorgamiento de autorización ambiental. También se les establece una bonificación del 75% en las tasas para la realización de visitas de inspección y elaboración del informe para actividades consideradas de una potencial incidencia ambiental elevada, sometidas al régimen de evaluación de impacto ambiental y de autorización ambiental (incluidas en el anexo I de la de la Ley 20/2009, de 4 de diciembre, de prevención y control ambiental de las actividades).

Para los establecimientos adheridos al Programa de acuerdos voluntarios de reducción de gases de efecto invernadero, se establece una bonificación del 50% en las tasas por ambos procedimientos (autorizaciones e inspecciones ambientales del anexo I). La misma bonificación se aplicará en las tasas de tramitación de las solicitudes de autorizaciones de emisión de gases de efecto invernadero del régimen de comercio de derechos de emisión de la UE para aquellas empresas con el EMAS o adheridas al Programa de acuerdos voluntarios.

Bonificaciones aprobadas Establecimientos adheridos al EMAS Establecimientos adheridos al Programa de acuerdos voluntarios de reducción de gases de efecto invernadero
Tasas de todos los procedimientos de otorgamiento de autorización ambiental. 75% 50%
Tasas para la realización de visitas de inspección y elaboración del informe para actividades consideradas de una potencial incidencia ambiental elevada, sometidas al régimen de evaluación de impacto ambiental y de autorización ambiental 75% 50%
Tasas de tramitación de las solicitudes de autorizaciones de emisión de gases de efecto invernadero del régimen de comercio de derechos de emisión de la UE 50% 50%

Este paquete de medidas que premian las organizaciones EMAS se añaden a las ya aprobadas el año pasado por la Agencia de Residuos de Cataluña en relación a las bases reguladoras de subvenciones para proyectos de fomento de la economía circular, un instrumento al alcance de las empresas que tiene el objetivo de mejorar su comportamiento ambiental en materia de prevención de residuos y acelerar la transición hacia modelos de producción y consumo más circulares. En estes caso, dichas empresas obtienen una puntuación extra en las convocatorias para:

  1. Proyectos de implementación en el mercado de nuevos productos o servicios
  2. Estudios de obtención y testeo de prototipos o proyectos demostrativos de nuevos productos o servicios
  3. Estudios sectoriales con acciones de comunicación para asociaciones empresariales o sindicales.

Siempre en el ámbito de competencia de la Agencia de Residuos de Cataluña, EMAS se ha tenido en cuenta también desde el 2019 en las bases reguladoras de las subvenciones para proyectos de:

  • Fomento de la recogida selectiva de residuos municipales.
  • Prevención y preparación para la reutilización de residuos municipales.
  • Prevención, preparación para la reutilización y reciclaje de residuos industriales (de esta última, las bases del 2020 ya están publicadas y consideran EMAS dentro del criterio “compromiso ambiental de las empresas”).

En cuanto a la simplificación administrativa, las modificaciones normativas se han basado en actualizar la legislación y en simplificar el régimen de intervención administrativa de pymes de algunos sectores. De esta manera se consigue una mayor proporcionalidad con respecto al impacto ambiental real de las actividades. Algunos ejemplos son la creación de determinados epígrafes para regular la intervención de actividades con licencia o comunicación ambiental -como el almacenamiento y/o maduración en destino de las deyecciones ganaderas líquidas o sólidas-, o la modificación de otros para cambiar determinados umbrales, homogeneizando los permisos preceptivos exigibles de acuerdo con la normativa sectorial de atmósfera y los de la Ley de prevención y control ambiental de las actividades, integrando permisos y agilizando la intervención administrativa ambiental.

Finalmente, también se han llevado a cabo algunos ajustes en la clasificación para favorecer algunos sectores industriales, como el de la fabricación de cerámica, en el que todas las actividades se encontraban clasificadas dentro de los regímenes de autorización y licencia ambiental, esto obligaba a las pequeñas actividades y los talleres de cerámica a tramitar la preceptiva licencia, con las cargas administrativas y económicas que ello conlleva. Ahora se les ha incluido dentro del régimen de comunicación, siempre que se encuentren incluidas hasta las 10 toneladas/día de producción.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *